Vacuna COVID-19: ¿Qué no comer antes y después de la inoculación?

Aquí algunos alimentos que podrás y no podrás consumir antes y después de recibir la vacuna contra el virus de SARS-CoV-2.

110
Vacunación contra COVID-19
Foto: EFE

No hay necesidad de realizar una dieta especial que nos preparare para la fecha de la vacuna contra el virus de COVID-19. Lo importante es estar lo más en forma posible y, sobre todo, con el sistema inmunológico en buen estado. Para que esto suceda, hay ciertos alimentos y bebidas que se deben evitar durante las semanas previas y posteriores a la vacunación. Sigue leyendo la nota para conocer toda la información.

No a los alimentos inflamatorios

Antes de preocuparnos por la vacuna, es necesario partir de un supuesto fundamental, que es la clave de nuestra salud. El intestino contiene 70% de nuestro sistema inmunológico. De ahí la necesidad de una dieta “amigable con el intestino”, para asegurar que el intestino esté bien y, en particular, las paredes de éste queden protegidas y en excelentes condiciones. De hecho, es aquí donde residen las células del sistema inmunológico.

eee

¿Qué se debe de evitar antes y después de recibir la vacuna COVID-19?

Comenzando un par de semanas antes de la cita en el centro de vacunación y considerando el mismo período de tiempo para la segunda dosis, evita los alimentos que causan inflamación. Hablamos en referencia a alimentos enemigos del equilibrio bacteriano intestinal, por lo tanto, se reducirá a un consumo mínimo.

Los carbohidratos refinados, que contienen azúcares de cadena corta, que son difíciles de absorber por nuestro intestino y causan inflamación, pertenecen a esta categoría. Evitar, antes y después de la vacuna consumir leche y derivados, lo que podría conducir a una condición de disbiosis intestinal, es decir, una alteración de la flora bacteriana que afecta a la respuesta inmune (entre otras cosas).

No a los dulces, pero tampoco a los edulcorantes y frutas azucaradas, como higos, mangos, sandías, duraznos. Se deben evitar las bebidas alcohólicas, altamente inflamatorias, excepto el vino tinto, siempre que se consuman en cantidades moderadas. Evitar también las comidas y botanas fritas y salsas, considerados como enemigos del intestino y la digestión.

Entonces… ¿qué alimentos puedo ingerir?

Antes y después de recibir las vacunas (dependiendo de la marca de vacuna), se recomienda consumir alimentos que sean capaces de extinguir la inflamación en curso y restablecer el equilibrio en el intestino, asegurando que nuestro sistema inmunológico funcione perfectamente.

Los amigos del intestino son los primeros alimentos ricos en antioxidantes, empezando por el aceite de oliva extra virgen, seguido de nueces, frutos del bosque (moras, frambuesas, arándanos, grosellas), verduras de temporada, pescado azul y salmón fresco. Llevar estos alimentos a la mesa equivale a proteger y fortalecer las paredes intestinales, haciendo que el sistema inmunológico sea reactivo y eficaz. Por último, no te olvides de la hidratación: beber al menos dos litros de agua al día es fundamental para la buena salud.

Te recomendamos:

Efectividad de Pfizer baja más rápido que la de AstraZeneca frente a variante Delta

¡Talento mexicano! Científica del IPN crea biofármaco para tratar COVID-19 con 90% de eficacia

VIBEtv