¡Talento mexicano! Científica del IPN crea biofármaco para tratar COVID-19 con 90% de eficacia

La investigación sería imposible sin el talento de la científica Paola Castillo Juárez, quien desarrolló este fármaco biológico para tratar la enfermedad.

258
Científica del IPN crea biofármaco contra COVID-19
Foto: @IPN_MX / Twitter

Los estudios y el trabajo constante que ha significado la investigación del virus de SARS-CoV-2, también conocido como COVID-19, ha hecho que los expertos busquen la manera de reducir las infecciones, pero sobre todo, disminuir las muertes. En este contexto, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) ha lanzado una muy buena noticia.

Una científica ha logrado desarrollar un fármaco biológico o biofármaco diseñado con cuatro fragmentos péptidos-proteicos sintetizados que podrían demostrar una eficacia en el cuerpo del ser humano por encima del 90% contra la replicación del virus.

eee

En otras palabras, este estudio puede ser una buena opción para el tratamiento del COVID-19, por lo que buscan patentarlo. Fue a través de un comunicado que el Instituto Politécnico Nacional anunció este importante avance.

Labor politécnica

Esta investigación sería imposible sin el talento de la científica Paola Castillo Juárez, quien desarrolló este fármaco biológico para tratar la enfermedad que nos ha mantenido en una alerta de salud desde hace más de un año en todo el mundo.

La viróloga e inmunóloga de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, Paola Castillo, habló al respecto y detalló que en este proceso se evalúan péptidos diseñados con herramientas bioinformáticas en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) con el virus de COVID-19 que fue aislado en pacientes.

“Los resultados son sorprendentes debido a que las moléculas desarrolladas se enfocan en secuencias conservadas de las partes de la proteína del SARS-CoV-2, las cuales no cambian aun cuando el virus mute y dé origen a nuevas variantes” contó la especialista.

También aseguró que el péptido dirigido a la proteína S del SARS-CoV-2 evita que haya cambios conformacionales, los cuales se necesitan para que el virus llegue a las células. Asimismo, precisó que “la molécula enfocada al receptor celular de la enzima convertidora de la angiotensina 2 (ACE2) bloquea la unión de la proteína viral con este receptor”.

Especificó que el resto de los péptidos se juntan para impedir que “las proteínas M y E del coronavirus se unan con otros blancos y de esa forma se evita la producción de las interleucinas proinflamatorias 6 y 1 beta, que interfieren en exacerbar la inflamación a causa de la respuesta inmunológica desregulada”.

“Comprobamos que un beneficio más de los péptidos es que no son citotóxicos para la célula e inhiben la replicación viral; de acuerdo con resultados al contar las unidades formadoras de placa lítica (virulenta) observamos que disminuyen el título viral, además de impedir el desarrollo de inflamación, la cual está relacionada con el daño multisistémico” pormenorizó Paola.

Al final, la investigadora mexicana anunció que también se evaluará el contenido encontrado en la variante Delta, que por el momento tienen una mayor difusión y presencia en nuestro país.

“Por estar dirigidos los péptidos a secuencias de las proteínas del virus que no cambian –conservadas- estamos completamente seguros de que también van a ser muy efectivos contra esta variante”, recalcó.

Para este proyecto, el cual pretenden terminar a fines de 2021, el siguiente paso es probar el péptido in vivo -con animales- y comenzar la fase clínica en 2022, y solicitar el apoyo del INER para evaluarlo pacientemente en el hospital. También buscarán escribir un artículo científico para desarrollar un fármaco que pueda ayudar a tratar el COVID-19.

Te recomendamos:

Efectividad de Pfizer baja más rápido que la de AstraZeneca frente a variante Delta

7 de cada 10 menores desea regresar a clases presenciales: CDHCDMX

VIBEtv