Fuga de gas: ¿cómo detectarla en una vivienda?

Los aparatos de calefacción o cocina que funcionan con cilindros de gas natural o propano/butano pueden ser peligrosos si tienen fugas.

99
Estufa con gas
Foto: Unsplash

Debes saber que el gas es inicialmente un combustible fósil completamente inodoro e incoloro. Es por ello por lo que se le ha añadido un producto fragante para evitar accidentes que dañen a personas y edificios. Este producto es mercaptano o etanol, responsable del fuerte olor del gas doméstico. Cuando esté presente dicho olor en tu hogar, lo más probable es que haya una fuga en la instalación de gas.

Sin embargo, ten cuidado, este olor puede aparecer brevemente al cambiar las botellas de butano o propano o cuando enciende su dispositivo, lo que no significa que tenga una fuga. Un equipo alimentado a gas natural no emite olor si está en buen estado de funcionamiento.

¿Cómo reaccionar en caso de fuga de gas?

A pesar de la correcta conexión de los dispositivos y las rejillas de ventilación operativas, ¿persiste este olor a gas? Aquí está lo que tú necesitas hacer:

  • Abre puertas y ventanas para ventilar la habitación.
  • Corta inmediatamente la llave del gas de paso.
  • No toques ningún aparato electrónico, interruptores, linternas y teléfonos, incluida, la luz para evitar una explosión debido a un arco eléctrico o una chispa.
  • Retira a todas las personas y animales de la casa.
  • Si vives en un edificio, avisa a tus vecinos tocando las puertas para que salgan y usen siempre las escaleras en lugar del ascensor (si es que hay) para evitar chispas y llamas.
  • Llama al departamento de bomberos o al profesional dedicado una vez estando fuera del alojamiento y espera a que intervengan.

Riesgos del gas para los humanos

Los daños que provoca el gas son:

  • Envenenamiento: el mal funcionamiento de un dispositivo alimentado con gas produce monóxido de carbono que en altas dosis puede resultar fatal.
  • Asfixia: en caso de una fuga y una concentración de gas-aire superior al 25% en una habitación, el oxígeno inhalado es reemplazado por el gas que provoca la asfixia.
  • Explosión: ocurre sólo en un ambiente confinado y si la mezcla de aire y gas se enciende.
  • Incendio: se produce cuando hay una fuga y una fuente de calor cercana.
  • Quemaduras: se refieren al gas natural licuado que se almacena a muy bajas temperaturas.

Las instalaciones ruinosas o sin mantenimiento son en gran parte responsables de estos riesgos por fuga que pueden conducir a la muerte.

¿Cómo evitar una fuga de gas?

  • El mantenimiento regular de los electrodomésticos que usan gas por parte de un profesional es esencial.
  • Revisar las tuberías o accesorios cepillándolos con agua jabonosa antes de abrir el gas, si hay una fuga, se formarán burbujas.
  • Cambiar las mangueras flexibles antes de las fechas indicadas en ellas.
  • Las salidas de aire no deben estar selladas.
  • Cerrar todos los grifos de suministro en caso de inactividad prolongada.
  • Instala uno o más detectores de gas cerca de tus dispositivos para alertarte en caso de una fuga de gas. Hay detectores de gas natural (gas ciudad) y detectores de gas propano/butano.

Te recomendamos:

6 consejos para ahorrar en la compra de útiles escolares

VIBEtv