¿Conoces el síndrome de piernas inquietas?

La sensación desagradable que presentan en las piernas quienes padecen esta afección desaparece por un corto tiempo mediante el movimiento.

44
¿Conoces el síndrome de piernas inquietas?
Foto: Pexels

El síndrome de las piernas inquietas es una afección del sistema que provoca un impulso infrenable en quien lo padece de mover dichas extremidades, levantarse o ponerse a caminar, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Al mover las piernas, la persona que presenta el síndrome, conocido también como enfermedad de Willis-Ekbom, detiene por un tiempo corto la sensación desagradable y de incomodidad que presenta.

Mayo Clinic explica que esta afección puede aparecer a cualquier edad, pero generalmente empeora mientras se va creciendo. Además, reporta que es más común que lo padezcan mujeres.

Aunque es normal que la sensación que ocasiona en las extremidades el síndrome no se pueda describir claramente, algunos la califican como cosquilleo, hormigueo, sensación pulsátil, dolor, picazón o tirones.

Ese tipo de sensaciones suelen empeorar por la noche, por lo que el síndrome de piernas inquietas podría derivar en insomnio o en pocas horas de sueño, ya que, como se mencionó, para aliviarlo las personas sienten la necesidad de mover las piernas.

Según se indica, las sensaciones pueden presentarse sobre todo luego de haber tenido las piernas en descanso, es decir tras haber estado acostado o sentado durante periodos largos de tiempo, por ejemplo, al realizar un viaje en auto.

No se sabe exactamente qué es lo que ocasiona la citada afección, aunque especialistas sospechan que podría tratarse de un desequilibrio de dopamina, sustancia que envía al cerebro mensajes para el control de los músculos.

Rafael Santana Miranda, responsable de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM, detalló en entrevista para Gaceta UNAM que otros factores que se pueden vincular con este padecimiento son deficiencia en el metabolismo de hierro por pérdida de sangre debido a una intervención quirúrgica; trastornos gastrointestinales, renales, ginecológicos, trastornos de ansiedad, alimentación deficiente e incluso el embarazo.

El especialista apuntó que luego de realizar un diagnóstico, para el cual se requieren pruebas de laboratorio, se busca la causa subyacente para controlarla a través de tratamiento que puede incluir el suministro del nutriente si hay anemia, un neuromodulador o un agonista dopaminérgico, dependiendo la situación que se detecte.

También te recomendamos:

¿Qué puede causar el estrés? Descubre las 7 enfermedades vinculadas a vivir con presión 

Enfermedades que surgieron por el uso de smartphones

VIBEtv