Tres prácticas de gratitud para sumar a tu bienestar

Agradecerte a ti misma por lo que has logrado, así como a las personas que están cerca de ti y te hacen sentir bien es una forma de ser conscientes sobre lo bueno que tenemos.

51
rituales de agradecimiento
Foto: Pexels

Con el ajetreo cotidiano, las labores por hacer, las responsabilidades que siempre están presentes y el contexto que puede ser abrumador, en muchos casos se nos olvida detenernos un momento, reflexionar y agradecer.

La situación actual ha visibilizado diversas problemáticas, así como desatado otras, muchas de ellas relacionada con la salud mental, situación que no es para menos pues la incertidumbre, el miedo y la inestabilidad se han convertido en factores más frecuentes.

Si bien no se puede resolver todo de tajo, las pequeñas acciones pueden colaborar al bienestar general, tales como hacer ejercicio, comer saludable, mantenerse en contacto con personas importantes para ti, entre otras.

En esta ocasión proponemos el agradecimiento como una práctica para ser conscientes sobre lo que se tiene, lo que se ha conseguido y las metas por las que se está trabajando, pues en muchas ocasiones somos tan exigentes con nosotras mismas y con todo, que nos olvidamos de lo que ya está aquí.

Agradecer por un día más, por las actividades que tu cuerpo te permite realizar, por el poder ver un amanecer, por las metas que has alcanzado, porque a pesar de todo sigues avanzando o porque estás decidida a mostrarte que te amas, son algunos de los aspectos en los que puedes centrarte en los rituales.

  • Haz una lista con 10 cosas por las que estás agradecida
  • Siéntate o acuéstate durante algunos minutos y concéntrate en tu respiración, pon atención al latido de tu corazón poniendo las manos en tu pecho y al finalizar dale gracias a tu cuerpo por lo que hace por ti.
  • Llama o envía un mensaje a un familiar o amigo que aprecies y que extrañes o que quieras expresarle lo que significa que forme parte de tu vida.
  • Haz un cumplido a una persona, ya sea porque sabes que lo necesita o simplemente para dibujarle una sonrisa.
  • Levántate temprano sal a caminar y concéntrate en la naturaleza, en lo que te rodea o simplemente en el cielo.
  • Come consciente, disfrutando lo que está en tu plato y a sabiendas de que es algo que te hace bien.
  • Haz con calma esa actividad que te hace sentir tranquila, puede ser preparar tu café de las mañanas o escribir en un diario o en una libreta de inspiración.

También te recomendamos:

Tres ingredientes que puedes encontrar en casa para desinflamar las ojeras 

4 consejos para cuidar tu piel antes de irte a dormir 

VIBEtv