El machismo también obstaculiza que exista una pastilla anticonceptiva para hombres

El machismo prioriza la comodidad de los hombres, por lo que ante los efectos secundarios que pueden presentar, no existe demanda suficiente de estos productos.

88
El machismo también obstaculiza que exista una pastilla anticonceptiva para hombres
Foto: Pexels

La variedad de métodos anticonceptivos para mujeres es amplia: existe el dispositivo intrauterino, las píldoras, inyecciones, condones, implantes, parches, anillos, entre algunos otros.

Para los hombres, la lista de métodos anticonceptivos se reduce solo a dos: el condón, que es probablemente el anticonceptivo más antiguo de la historia, y la vasectomía, que consiste en un procedimiento quirúrgico para bloquear los conductos deferentes e impedir el paso de los espermatozoides. A pesar de los avances, las pastillas anticonceptivas para hombres aún no son una realidad.

Ante esta clara diferencia entre las opciones de anticoncepción disponibles, pronto surge la pregunta del por qué, ¿qué ha frenado a las farmacéuticas para sacar al mercado otro método hormonal para hombres? ¿por qué si existen las investigaciones en el campo no avanzan? ¿por qué se ha renegado a las mujeres la responsabilidad?

La razón: desigualdad de género

Lisa Campo-Engelstein, directora del Instituto de Bioética y Humanidades de la Salud de la Universidad de Texas, señaló para BBC Mundo que el hecho de que no exista una píldora anticonceptiva para hombres no se debe a la ciencia que no pueda realizarla, sino a la desigualdad de género.

“Es claro que la pastilla anticonceptiva masculina no existe no por un tema científico, sino por un tema de género, de normas sociales. Se le puso ese trabajo exclusivamente a la mujer“, declaró.

Abundó que en la actualidad la carga financiera de la salud en relación con la anticoncepción recae en mayor parte en la mujer, y recordó que los métodos femeninos suelen ser más costos e implican visitas al médico o prescripciones.

Además, resaltó que muchas mujeres buscan dejar la píldora anticonceptiva debido a los efectos secundarios que ocasiona “pero muchas veces no lo hacen porque el hombre solo recurre al condón, que no es 100% efectivo“.

Aunque apuntó que con más frecuencia el hombre toma responsabilidades en torno a los métodos anticonceptivos, también destacó que no es suficiente e indicó que se deben “dedicar más recursos al desarrollo de métodos anticonceptivos para hombre”.

Resaltó que “si no hay ningún cambio en las normas de género dominantes para la responsabilidad de la salud reproductiva, parece poco probable que los hombres usen la anticoncepción al mismo ritmo que las mujeres, incluso si los productos y métodos existen”.

En una columna escrita por Pascale Brennan de REDefine México, para Animal Político, se destaca que una de las razones de la falta de anticonceptivos masculinos en el mercado es que no existe el financiamiento necesario para impulsar investigaciones de estos métodos que deriven en su comercialización.

La causa de lo anterior, explica el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB), es que no hay demanda de esos productos ya que se le da prioridad a la comodidad masculina, pues no quieren lidiar con los efectos que las hormonas suelen ocasionar, sin tomar en cuenta que las mujeres comúnmente viven con estos.

También te recomendamos:

¿Qué es la brecha anticonceptiva?

¿Cómo funciona la inyección anticonceptiva para hombres? 

VIBEtv