7 técnicas para enseñar a las niñas a tolerar la frustración

Aprender a lidiar con los sentimientos y las frustraciones es todo un proceso de aprendizaje, y aquí hay algunos consejos para ayudar a su hija.

48
Frustración
Foto: Pexels

Los padres y madres pueden ayudar a sus hijas a canalizar la ira, rabia o frustración. Para conseguirlo, se deben de seguir una serie de técnicas que sean funcionales y se puedan poner en práctica para enseñar a las niñas a tolerar la frustración. Es importante mencionar que estos consejos sean aplicados también por los tutores ya que como dicen: “Predica con el ejemplo.

Técnicas para que las niñas toleren la frustración

  • Da el ejemplo

La frustración es un sentimiento universal y, por supuesto, cuando estamos cansados, incluso los adultos a veces perdemos el control sobre nuestras acciones o nuestras palabras. Dado que nosotros somos el ejemplo número uno de nuestras niñas, se tiene que hacer un esfuerzo especial para expresar nuestros sentimientos en voz alta, de una manera civilizada y adulta.

Comparte tu proceso con ella para que pueda seguir tu ejemplo: “Estoy enojada, esta situación me frustra, pero primero me voy a calmar. Me tomaré el tiempo para pensarlo antes de contarlo”.

  • Mantener la calma

Cuando la niña tenga un cambio de humor, mantén la calma. Por supuesto, esto a veces es difícil: a menudo estos famosos cambios de humor ocurren en momentos específicos del día cuando están cansadas, pero tú también lo estás.

Dado que se recomienda encarecidamente no prestar demasiada atención a los berrinches, debes tranquilizarte tanto como sea posible: continúa con tus asuntos o, si es demasiado difícil, muévete a otra habitación. Recuerda: cuanto más alto hables, es probable que la pequeña grite. Tu papel es aliviar la tensión, no aumentarla.

  • Ayúdalas a expresar sus sentimientos

Durante la primera infancia, cuando el lenguaje verbal no se aprende por completo, los niños recurren al lenguaje corporal. Todos estos llantos son, por lo tanto, una forma de comunicarse contigo. Ayúdala a expresar sus sentimientos con palabras.

Este torbellino de emociones es normal y saludable, pero tu hija necesita de tu ayuda para resolverlo. Está aprendiendo a identificar y nombrar las fuentes de sus frustraciones que experimentará, con entrenamiento, para identificarlas mejor, para verlas venir y, en última instancia, para controlarlas.

  • Tómala en serio

No debes minimizar sus sentimientos. Más bien, ayúdala a comprender que no está sola en el mundo y que muchas personas experimentan sentimientos y frustraciones muy parecidas a la de ella. Luego habla con tu pequeña sobre las formas más sanas para expresarlas.

  • Enséñala a calmarse

Puedes mostrarle algunos consejos simples que la ayudarán a calmarse, o al menos a controlarse, dependiendo de su edad. La relajación, el ejercicio a diario, es muy beneficiosa. Practica la respiración y la concentración con ella. Las niñas mayores también pueden plasmar sus sentimientos en papel, imágenes o palabras. El deporte también permite que la niña se desahogue de forma saludable.

  • Usar libros o personajes

Cuando vean una película o lean un libro, repasen las emociones de los diferentes personajes. Cuando uno de ellos tenga un ataque o esté enojado, trabaja con tu hija para encontrar las razones que llevaron a este desbordamiento de emociones desagradables. Juntas traten de descubrir cómo podría haberse comportado el personaje.

  • Mantenerse en contacto después de la crisis

Una vez que el episodio de frustración haya pasado y tu hija se haya calmado, tómate un tiempo para reflexionar sobre lo sucedido. En retrospectiva, a veces es más fácil ver con mayor claridad y encontrar soluciones.

¿Cómo prevenir una crisis de frustración?

Pequeñas acciones diarias pueden ayudarnos a prevenir una crisis:

  • Por ejemplo, asegúrate de que tu hija duerma bien por la noche y no se acueste demasiado tarde.
  • Lleva siempre algunos juguetes contigo, para evitar que se aburra, cuando vaya de compras o de visita.
  • Cambia su atención: por ejemplo, en la tienda de comestibles, no podrá comer dulces, pero podrá elegir sus cereales.
  • Además, antes de una salida, acostúmbrate a explicarle a la niña qué esperar y cómo quieres que se comporte.

Te recomendamos:

¿Por qué se conmemora la Semana de la Lactancia Materna?

¿Qué es el síndrome visual informático y cómo combatirlo?

Es un error humanizar a las mascotas, advierte la UNAM

VIBEtv