Es un error humanizar a las mascotas, advierte la UNAM

El especialista de la UNAM señaló que el bienestar de la mascota se puede ver afectado debido a la ansiedad.

96
Es un error humanizar a las mascotas, advierte la UNAM
Foto: Pexels

Celebrar su cumpleaños, comprarles ropa, regalarles juguetes cada vez que se sale de compras, acostarlos en cama como si se tratara de niños, entre otras acciones, forman parte de la humanización de las mascotas.

Humanizar a los animales, explicó Moisés Heiblum, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM, es perjudicial tanto para la persona como para la mascota.

Apuntó que al tratar como un humano a un perro, gato u otra especie desdeña sus formas de comunicación propias, de organización social y reglas de convivencia, lo que limita su bienestar.

Resaltó que cuando la mascota, por ejemplo, un perro, está todo el tiempo con su dueño se crea un apego que es excesivo, por lo que cuando la persona no está, el animal puede sufrir ansiedad por separación, la cual se presenta en forma de ataques de pánico, que van desde romper cosas, defecar u orinar en lugares no permitidos, ladrar o aullar.

“Al regresar y ver el desorden, el dueño piensa que el animal lo hizo en venganza por haberlo dejado solo, lo regaña y lo trata como si entendiera las circunstancias, cuando en realidad el perro está expresando ansiedad porque la figura que le aporta seguridad no está disponible”, resaltó.

El especialista agregó que, además, la mascota aprende las consecuencias de sus acciones, por lo que si alguna le dejó algo que lo beneficia la volverá a hacer.

Subrayó que para tener un estado de bienestar los animales requieren que se cubran sus necesidades básicas: tener comida y agua, contar con un hogar para resguardarse del ambiente, estar libres de enfermedades, dolor o miedo, poder expresar su comportamiento natural y llevar a cabo actividades propias de su especie.

“Muchos dueños los integran a rituales o costumbres como celebrar su cumpleaños, o hacerlos partícipes de bodas y eventos que no necesitan ni comprenden. No tiene caso sentarlos a la mesa con un pastel o ponerles un vestido de princesa, porque son situaciones incómodas e incomprensibles para ellos”, indicó.

También te recomendamos:

5 cosas por considerar antes de adoptar una mascota

Zoonosis que puedes contraer al no desparasitar a tus mascotas

 

VIBEtv