Científicas de la UNAM crean bioplástico con semillas de tamarindo

Las semillas de tamarindo han demostrado ser funcionales para fabricar cosméticos, champús y hasta pinturas.

83
Tamarindo
Foto: Pixabay

Desde hace algunos años atrás, el uso excesivo de plástico ha supuesto una grave amenaza para la vida en la Tierra. Desde su invención, este material se ha vuelto cada vez más popular. Hoy en día, es uno de los materiales más utilizados en el mundo y uno de los que también se consideran más graves y peligrosos para el planeta. No obstante, la buena noticia es que se ha encontrado una forma de producir bioplásticos a partir de semillas de tamarindo.

Recientemente, un equipo de investigadoras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) encontró un método alternativo para producir botellas de plástico biodegradables a partir de semillas de tamarindo.

Cuando Elsa Gutiérrez Cortes y María de la Luz Zambrano trabajaban en el Laboratorio 16 de Procesos de separación de hidrocoloides, mucílagos, almidón y polisacáridos en la zona de alimentos de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, se encontraron con una alternativa natural al plástico para la fabricación de botellas.

¿Cómo es que se puede hacer plástico con semillas de tamarindo?

En nuestro país, el tamarindo es un alimento común, pero solamente suelen utilizar la pulpa para mezclarla con alimentos o bebidas. Las científicas de la UNAM le han encontrado un nuevo uso al fruto del tamarindo para otro propósito y utilizan sus semillas para obtener un polímero natural llamado xiloglucano.

De esta forma, utilizando sustancias normalmente descartadas del tamarindo, se obtiene un polímero natural que puede utilizarse para producir películas plásticas con textura, flexibilidad y robustez.

Este polímero no es nuevo, pero su uso está limitado a la industria farmacéutica, y ahora puede ser la clave para evitar la contaminación plástica. Al utilizar semillas de tamarindo, se reduce la cantidad de recursos utilizados para producir plásticos, como la cantidad de agua necesaria para hacer agua embotellada.

De igual manera, el impacto de los desechos resultantes también reduce los materiales y sustitutos que contienen elementos naturales, que son fácilmente degradados por el medio ambiente.

También te puede interesar:

Pfizer asegura que tercera dosis garantiza protección contra variante Delta

Ya puedes descargar tu certificado de vacunación por WhatsApp

VIBEtv