Trabajo doméstico: un factor de desigualdad contra las mujeres

En promedio, las mexicanas ocupan 39.7 horas a la semana a las labores domésticas.

50
Día Internacional del Trabajo Doméstico
Foto: Pexels

Este 22 de julio se conmemora el Día Internacional del Trabajo Doméstico, día que se instauró desde 1983 durante el Segundo Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe con el fin de visibilizar esta labor que comúnmente se suele cargar a las mujeres.

El trabajo doméstico, explica la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se define como aquel que se realiza en un hogar o hogares y que implican cuidados personales y de dicho espacio privado. Estas labores van desde cocinar, limpiar, cuidar a los infantes y a las personas de la tercera edad, hasta ocuparse del jardín, mascotas, compras, entre muchas otras.

En el caso del trabajo doméstico no remunerado, acorde con datos de la Secretaría de las Mujeres (Semujeres), las mexicanas ocupan 39.7 horas a la semana a esta labor, mientras que los hombres solo utilizan 15.2 horas de su tiempo a la semana a estas tareas.

La distribución de las tareas domésticas muestra claramente la desigualdad entre mujeres y varones, pues ellas se encargan del 75% de las labores y ellos del 25% restante. Además, las mujeres participan en el 82.8% de las labores para la alimentación; el 80.6% de la limpieza, cuidado de la vivienda, entre otras, y el 74.7% de los cuidados.

Pese a que todos los integrantes del hogar se benefician de las mencionadas labores, son las mujeres quienes destinan mayor parte de su tiempo a ellas, el origen, por supuesto, es la estructura patriarcal que sostiene los roles de género, que implican que es el sector femenino el que “debe” hacer esas actividades.

Al dividir los trabajos no remunerados por horas, se destaca que en cocinar las mujeres usan 13.8 horas a la semana, los hombres 4.42 horas. En lavar y planchar el primer grupo utiliza 4.54 horas, mientras que el segundo menos de la mitad, solo dos horas. A la limpieza, ellas destinan 10.06 horas, ellos 4.36 y en el cuidado de los infantes la diferencia es alarmante, pues las mujeres ocupan 24.06 horas, mientras que los varones usan 11.30 horas.

Trabajo doméstico remunerado

Según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el país, en el caso de trabajo doméstico remunerado, 2.2 millones de personas de 15 años y más se dedican a este, lo que representa el 4% de las personas ocupadas en territorio mexicano.

De ese total, el 88% son mujeres, mientras que los hombres cubren el restante de esos puestos de trabajo, siendo este último sector el que se encarga de tareas como jardineros, choferes y vigilantes, mientras que el segundo con mayor frecuencia labora como empleadas domésticas y cuidadoras.

En el trabajo remunerado del hogar también se vislumbra la desigualdad, pues de acuerdo con los datos, los trabajadores, en promedio, ganan cuatro mil 200 pesos, mientras que las mujeres reciben tres mil 200 pesos, una diferencia relevante en comparación.

Se señala que las ocupaciones que generalmente son desempeñadas por los hombres, en promedio, tienen mejores ingresos que las desempeñadas por las mujeres en esta área, aunque se destaca que los empleados domésticos perciben en promedio cinco mil 300 pesos, en contraste con los 3 mil 200 que reciben las empleadas domésticas.

También te recomendamos:

La Guía para construir hogares participativos de Fondo Semillas

La guía de He For She para contar con hogares más colaborativos y equitativos 

VIBEtv