Enfermedades que surgieron por el uso de smartphones

Pese a que la tecnología ha traído cosas positivas, también nuevas enfermedades han surgido por el uso de ésta.

9
Teléfono móvil
Foto: Unsplash

El uso de los smartphones ha traído una revolución tecnológica que nos hace tener información necesaria de cualquier tema, sumando también la facilidad que nos da para poder comunicarnos con personas que, prácticamente se encuentran del otro lado del mundo en tan sólo unos segundos. Los dispositivos móviles inteligentes son más que un simple celular, son la pequeña entrada a todo un mundo de posibilidades.

Ni siquiera ya nos impresiona el tener cualquier tipo de dato en cuestión de milésimas de segundos o incluso, el poder conectarnos en vivo a un videojuego desde nuestro celular, tampoco nos causa sorpresa, esto se debe a que estamos acostumbrados a este tipo de accesos que ya son parte de nuestra vida diaria.

Sin embargo, por decenas de cosas positivas que se puedan obtener, son estas mismas las que vienen acompañadas de riesgos que podrían, incluso, afectar nuestra salud, especialmente la mental, que sin darnos cuenta empiezan a ser parte de nuestra vida y muchas de ellas han sido hasta normalizadas.

Enfermedades que han surgido por el uso de los smartphones

  • Síndrome de la vibración fantasma

¿Has sentido que tu celular vibra y cuando lo revisas no hay ninguna notificación? La mayoría de nosotros (sino es que todos) hemos experimentado esta vibración fantasma. Se dice que por lo general pasa cuando estamos esperando una llamada importante, nos acordamos de nuestro teléfono o cuando estamos bajo mucho estrés.

El doctor Larry Rosen ha explicado este síndrome, asegurando que se da porque nosotros mismos, quienes ya dependemos del móvil, configuramos de manera inconsciente a nuestro cuerpo para necesitar de la vibración, lo cual se asocia a una droga. No obstante, esta la podemos sentir hasta cuando no tenemos el smartphone cerca.

“Hemos configurado nuestro mundo social para estar atado a esa pequeña caja en nuestro bolsillo. Entonces, cada vez que sentimos un hormigueo en la pierna, recibimos una explosión de neurotransmisores de nuestro cerebro que pueden causar ansiedad o placer y llevarnos a querer ver nuestro teléfono. Entonces, en lugar de reaccionar a esta sensación como si fueran unos nervios caprichosos, reaccionamos como si fuera algo a lo que tenemos que atender en este momento”

  • Nomofobia

Derivada de las palabras “no-mobile” y “phobia”, que significa miedo a no tener el celular en la mano. Muchos de nosotros estamos programados para agarrar el teléfono en cada determinado tiempo, si el celular no se encuentra cerca de nosotros, podría hasta causarnos ansiedad.

  • Cibermareo

El cibermareo se experimenta con una serie de mareos, desorientación y ganas de vomitar. Los primeros diagnósticos se les dio a los jugadores de videojuegos del género shooter, pero en los últimos años éste se ha expandido en los usuarios de celulares inteligentes, especialmente con aquellos que cuentan con efectos 3D.

  • Depresión de Facebook

Los humanos por naturaleza estamos acostumbrados a la sociedad, por lo que si existe aislamiento es probable que experimentemos episodios de depresión. Muchos creerían que por tener cientos de amigos en redes sociales como Facebook esto no pasaría, pero su impacto es completamente contrario.

Esto se debe a dos razones:

  1. La gente suele publicar post felices en Facebook, entre los que se incluyen la vida amorosa, vacaciones, amigos, fiestas; no obstante, tanto de exceso de positivismo puede repercutir a aquellas personas que no se sienten así, creyendo que todo lo bueno le pasa a los demás menos a ellos.
  2. Facebook nos permite conectar, pero esto no significa que se use como un sustituto de la vida social real. Se sabe y se ha comprobado que quienes tienen más amigos en esta red, suelen ser los que estén más apartados de una vida social fuera de las redes, lo que gradualmente conducirá a una depresión.
  • Adicción al Internet

También conocido como Netaddiction, el cual es un impulso incontrolable por estar conectado todo el tiempo, hasta el punto de que interfiere en nuestra vida diaria, afectando relaciones con amigos, pareja, familia y hasta el trabajo.

  • Cibercondría

Si esta palabra se te hace parecida a la “hipocondría” estás muy cerca de saber qué es la cibercondría. Es la tendencia de creer que tienes enfermedades sobre las que lees en línea. Los cibercondríacos se caracterizan por buscar síntomas reales y exactos a los que supuestamente ellos tienen, sacando conclusiones que les dan pocas probabilidades de vida.

  • Efecto Google

Anteriormente recuerdo que me gustaba escribir todo lo que veía en clases porque para mí era más fácil conectar las palabras con las manos para que, visualmente mi cerebro los guardara y recordara el tema y el contexto. Sin embargo, al sentir que tengo un rápido acceso a información con Google, esto ha dejado de pasar, y precisamente ese es el efecto: dejar de retener información en nuestra mente por lo accesible que es entrar a Google y buscar lo que necesitamos.

También te puede interesar:

Denuncian por abuso a tiktoker que presumió quitarse el condón con sus parejas

Este es el cameo de Greta Thunberg en el final de “Loki”

VIBEtv