Hablemos de la violencia en la amistad y cómo enfrentarla

El peor enemigo puede estar disfrazado con la careta de "amigo".

60
Amistad
Foto: Pexels

Cuando escuchamos la palabra “abuso”, la mayoría pensamos en las terribles situaciones que se pueden vivir dentro de una relación romántica. Sin embargo, la violencia en la amistad también es un asunto cotidiano y grave, por eso es necesario hablar de ella y de cómo enfrentarla.

¿Cómo es una amistad violenta?

No existe una única definición de amistad abusiva, pero de manera general se refiere al hecho de que una persona haga a un amigo sentirse inferior, hiera sus sentimientos y luego se victimice, difunda rumores sobre él, le mienta, lo manipule a conveniencia y hasta lo insulte constantemente.

Al igual que en las relaciones románticas, las amistades abusivas a menudo comienzan positivamente: se forma la confianza y se produce un vínculo fuerte, el cual con el paso del tiempo forma un velo de negación en las personas impidiéndoles ver las banderas rojas.

¿Cuáles son las consecuencias de una amistad violenta?

La violencia en la amistad puede causar depresión, ansiedad, mucho estrés postraumático y hasta daños físicos; por ejemplo, un estudio de dos miembros de la Carnegie Mellon University determinó que las relaciones negativas aumentan el riesgo de que una mujer desarrolle hipertensión.

Es importante que en cuanto una persona se dé cuenta de que está en una amistad abusiva haga lo posible para salir de ella. Finalmente, si un “amigo” no está dispuesto a ayudar, especialmente en los momentos difíciles, ¿para qué tenerlo en la vida?

¿Cómo romper una amistad violenta?

Ahora bien, enfrentar y romper el lazo con un amigo violento puede ser igual de complicado que hacerlo con una pareja agresiva, pero no es imposible. La ventaja es que en el primer caso es mucho más viable romper todo contacto de manera rápida y definitiva.

Para quienes no se sienten capaces de terminar el lazo de forma abrupta, también existe la opción de alejarse lentamente de su “amigo” (dejando de contestar mensajes, negándose a verlo, etcétera) y trabajar internamente para superar el dolor o el enojo de la situación.

En este punto es importante recordar que las amistades saludables deben incluir:

  • Límites: Esto significa poder pasar tiempo el uno sin el otro, hacer otras cosas y no enviar mensajes de texto constantemente al respecto.
  • Honestidad y apoyo: Una persona debe poder decirles a los amigos cómo se siente y ellos deben alentarlo a ser ella misma. Si hablan de ella a sus espaldas o cuestionan todas sus opciones, es posible que no tengan en mente lo que más le conviene.
  • Respeto: Las buenas amistades ofrecen respeto mutuo por el tiempo, la privacidad, las opiniones y las creencias de los demás.

Buscar ayuda de una terapeuta también es una excelente manera para lograr reconocer una amistad violenta y determinar cómo terminar con ella de la mejor manera.

También te puede interesar:

¿Qué es el ghosting y cómo lidiar con él?

VIBEtv