¿Cómo evitar que el trabajo absorba tu vida personal? Sigue estos 6 consejos

Trabajar más de lo debido es una idea que ha sido completamente romantizada, no solo por las empresas y compañías, sino por los mismos trabajadores.

89
Mujer en burnout
Foto: Pexels

Parece ser que en estos tiempos dedicarnos de lleno al trabajo es bien visto en muchos lados, muy por el contrario de aquellos que prefieren dedicarle las horas correspondientes a la vida de oficina y al salir olvidarse de todo lo laboral y disfrutar de sus vidas lejos de su puesto de trabajo.

Aunque muchas de las veces no nos damos cuenta de que sacrificamos nuestro tiempo de vida personal por dedicar horas extras al trabajo, seguir contestando correos o estar en un horario fuera del nuestro cuando el jefe lo pida, es importante saber tener un límite y como muchas de las veces se dice: que la vida personal no debe de influir en tu vida laboral, también debe aplicarse en viceversa, ¿no crees?

6 consejos para lograr el equilibrio entre tu vida laboral y personal:

  • Desconéctate

Cada uno de nosotros es consciente de los muchos beneficios de la tecnología, pero tiene el riesgo de volvernos extremadamente dependientes, más de lo que podemos imaginar. El recurso a la tecnología se ha vuelto automático y, a veces, es difícil darse cuenta de cuándo se vuelve perjudicial para la salud mental.

Es fundamental poder desconectarse de las cuentas profesionales (correos electrónicos, redes sociales profesionales, herramienta de comunicación interna de la empresa, etc.) para poder sentir una verdadera ruptura entre el tiempo de trabajo y el tiempo libre. Siempre ten en cuenta que la mayoría de las tareas que no terminas al final del día se pueden hacer a la mañana siguiente. Recuerda, la determinación es la clave para una vida sólida.

  • Gestiona bien tu tiempo de trabajo

Haz una lista mental o escrita de todas las tareas que necesitas hacer durante el día y priorízalas. Hoy en día existen muchos métodos reconocidos para optimizar el tiempo de trabajo. La buena gestión del tiempo en el lugar de trabajo tiene la ventaja de no dejarte abrumado y de poder dejar tu lugar en un momento razonable, sin sentirte culpable o ansioso, y dedicar suficiente tiempo a las actividades personales.

  • Dedícate a tus seres queridos

Comer en familia o con amigos, ir al cine, ver la televisión juntos o realizar una salida en grupo son momentos de calidad que hay que valorar al máximo fuera del ámbito laboral. Estos momentos te permiten dar un paso atrás en tu vida diaria profesional con las preocupaciones que la acompañan y poner en perspectiva los problemas que te parecen preocupantes en el ámbito laboral, pero que sacados de contexto quizás no sean tan alarmantes como eso.

  • Date tiempo para el ocio

Dedicarte en cuerpo y alma a tu trabajo es ciertamente positivo para la estimulación intelectual y el desarrollo de tu carrera profesional, pero puede convertirse rápidamente en un abismo si te obsesionas con los resultados que se obtienen.

Incluso en el lugar de trabajo, se recomienda encarecidamente tomar descansos regulares, ya sea para estirar las piernas, tomar un café con un colega, salir a tomar aire fresco, ir de compras o escuchar música mientras trabajas.

Son esos pequeños momentos, que te permiten escapar de la rutina diaria de tus deberes laborales, los que pueden ayudar a infundir energía positiva y marcar una diferencia real en tu moral al final del día.

  • Planea desde antes alguna actividad

Es posible que esto no se aplique necesariamente todos los días de la semana, pero es muy importante esperar la noche que se avecina cuando estés en el trabajo. No se trata de contar las horas que te separan del compromiso que tienes planificado a primera hora de la tarde sino de no llegar a la oficina por la mañana considerando que tu día se reducirá a lo que lograrás en tu lugar de trabajo.

Piensa en un libro que siempre has querido leer, un restaurante al que siempre has querido ir o en la planificación de un próximo viaje. Esperar para hacer algo que disfrutes personalmente puede ayudarte a evitar el estrés y a mantener una actitud positiva en el trabajo.

  • Tomar unas largas vacaciones

Tómate unos días de tu agenda y planifica un viaje a un lugar que te encanta, hace tiempo que deseas ir o simplemente visitas a amigos o familiares. Es una excelente manera de romper la rutina, ponerse al volante o dejarse guiar a un lugar donde el estrés no está presente.

También te puede interesar:

¿Cómo intervenir si una amiga está en una relación violenta?

Prácticas sexuales que son peligrosas y por qué

VIBEtv