Mantente hidratada: 10 consecuencias de no tomar suficiente agua

La ingesta insuficiente de agua puede provocar un mal funcionamiento del metabolismo y provocar algunos problemas de salud.

61
Tomar agua
Foto: Pexels

El agua es el componente principal de nuestros órganos vitales como el cerebro, el hígado y el corazón. Por esta razón, no beber suficiente agua puede provocar daños que van desde afectaciones en la piel hasta en los órganos vitales.

Además de estos órganos, los huesos, e incluso el espacio entre las células, contienen una alta proporción de agua. Por lo tanto, te mostraremos a continuación 10 consecuencias de consumir poca agua.

Piel deshidratada

A pesar del uso de cremas y recetas naturales hidratantes, la solución infalible para reparar la piel es beber suficiente agua. La elasticidad de la piel depende en gran medida de un adecuado equilibrio hídrico: ingerir más o tanta agua como perdemos. Para saber si nuestra piel está deshidratada, puedes realizar la siguiente prueba:

  • Pellizca suavemente un área de tu piel (recomendable los nudillos) y observa cuánto tiempo tarda en bajar a su lugar.
  • Si sufres de deshidratación, la piel volverá lentamente a su posición normal. De lo contrario, volverá a colocarse en su lugar inmediatamente.

También puedes sentir la temperatura de tu piel, especialmente la del rostro, para ver si tu dermis está deshidratada. Normalmente, el cuerpo necesita suficiente agua para mantener su temperatura ideal. Por lo tanto, si tu piel está inusualmente cálida, puede ser porque necesita aumentar su ingesta diaria de agua.

Estreñimiento

El estreñimiento es una condición que dificulta la evacuación intestinal y una de las principales causas es beber poca agua. Durante la formación de las heces, el intestino grueso elimina el agua y, como resultado, los desechos se solidifican.

Luego hace movimientos para realizar la evacuación intestinal. Cuando la cantidad de agua es insuficiente, la expulsión de los desechos sólidos se vuelve más difícil y provoca dolor abdominal.

Un trastorno que es consecuencia directa del estreñimiento: son las hemorroides, provocadas por el esfuerzo que hace el intestino para eliminar las heces demasiado sólidas o secas.

Calambres musculares

Los calambres musculares generalmente están asociados con la actividad atlética, mientras que también pueden estar relacionados con otras situaciones en las que los niveles de agua de nuestro cuerpo son bajos.

Por lo general, cuando hay una falta de líquidos en el cuerpo, se forma un desequilibrio en la proporción entre electrolitos y minerales. Estos componentes son vitales para el buen funcionamiento de los músculos.

Por eso te aconsejamos que te hidrates con regularidad cuando practiques algún deporte o una actividad física, ya que, a través de la transpiración, el organismo pierde agua y minerales necesarios.

Fatiga

No beber suficiente agua afecta directamente nuestra vida diaria e incluso puede provocar fatiga y somnolencia. Cuando no tienen suficiente agua, las células de nuestro cuerpo ralentizan sus actividades y generan menos energía.

Es por ello por lo que las personas que sufren deshidratación suelen estar cansadas e incluso somnolientas. La buena noticia es que la fatiga se puede revertir rápidamente tan pronto como empieces a beber agua.

  • Es recomendable consumir también frutas y verduras con una alta concentración de agua para aumentar la cantidad de líquidos en nuestro organismo.
  • Las frutas como la sandía o los cítricos que aportan azúcares ayudan a incrementar nuestra energía.

Algunos también recomiendan beber un vaso de agua al momento de despertar, para empezar a hidratar el cuerpo desde el primer momento. Entonces, en lugar de disfrutar directamente del café o el desayuno de la mañana, bebemos un vaso con agua para despertarnos y comenzar nuestras actividades.

Sequedad en la boca

Los problemas de sequedad en la boca están asociados con nuestra salud bucal y la correcta digestión de los alimentos. Por eso, el principal consejo a la hora de lidiar con la boca seca es beber agua inmediatamente.

  • Síntoma de sequedad en la boca
  • Sensación de boca pastosa y seca
  • Saliva espesa y viscosa
  • Dolor o sensación de ardor en la boca o en la lengua.
  • Labios o comisuras de la boca agrietados
  • Lengua seca y áspera
  • Dificultad para masticar, saborear o tragar

Migraña

En la mayoría de los casos, las migrañas están relacionadas con la deshidratación. Está comprobado que cuando bebes poca agua, tus vasos sanguíneos se dilatan provocando fuertes dolores de cabeza.

Recuerda, la deshidratación no ocurre sólo en los días calurosos. Siempre que bebas suficiente agua, mantendrás un buen equilibrio y será menos probable a que sufras de migraña.

Hipertensión

No beber suficiente agua reduce el volumen de sangre en los vasos sanguíneos, que idealmente deberían estar llenos. Para favorecer el funcionamiento de los órganos vitales cuando las reservas de agua disponibles son escasas, el organismo libera una hormona llamada “histamina”.

Esta sustancia hace que las venas y arterias se contraigan, lo que provoca un aumento de la presión arterial. Además, beber suficiente agua mejora la circulación sanguínea porque reduce la acumulación de toxinas y otros componentes que en exceso pueden causar presión arterial alta.

Problemas renales

Ingerir suficiente agua estimula el funcionamiento adecuado de los riñones. Su función es eliminar las toxinas, la urea y las sales de nuestro organismo. Cuando los riñones no realizan sus funciones vitales, aparecen ciertos problemas de salud, como cálculos renales.

Mantener nuestros riñones sanos contribuye al equilibrio metabólico saludable de nuestro cuerpo y ayuda a prevenir el dolor crónico y las enfermedades.

Si no estás acostumbrada a beber agua, puedes poner una alarma en tu teléfono móvil para beber media taza de vez en cuando, tengas sed o no. De esta forma, poco a poco te irás acostumbrando. Entonces puedes aumentar la media taza a una llena.

Aumento de peso

A veces podemos confundir los síntomas del hambre con la sed. Así, algunas personas tienen el reflejo de consumir alimentos cuando en realidad su cuerpo les pide líquidos.

Es muy importante ser consciente de esto para cuidar nuestro peso y nuestra salud. Cabe destacar que el consumo de agua acelera nuestro metabolismo, lo que nos permite quemar más calorías.

Por estas mismas razones, muchas dietas incluyen varios vasos de agua al día. Recuerda que debe ser agua mineral sin azúcares añadidos ni sabores artificiales.

Dolor en las articulaciones

Si alguna vez ha tenido dolor ocasional en alguna de tus articulaciones, es probable que no estés bebiendo suficiente agua. Los cartílagos, que forman las articulaciones, contienen un 70% de agua.

Por tanto, es necesario disponer de suficientes reservas de líquidos para que los cartílagos conserven su buena forma, lo que permite el movimiento entre los huesos.

¿Cuánta agua debes beber al día?

La cantidad de agua a ingerir depende de cosas como la edad, la actividad física, el clima o la salud, entre otros, pero en promedio, un adulto proactivo debe beber 8 vasos de agua al día.

Dado que se vuelve imprescindible para las funciones vitales del organismo y teniendo en cuenta que nadie puede prescindir de él, es fundamental que aumentes tu ingesta de agua para mantenerte saludable.

También te puede interesar:

Escuchar música y correr puede ayudar con los daños del llamado “cerebro pandémico”

La importancia de mantener independencia financiera después del matrimonio

VIBEtv