El machismo que hay detrás de los hombres mujeriegos

La normalización de la infidelidad de los hombres se encuentra edificada en la estructura machista y misógina.

83
Hombre mujeriego
Foto: Pixabay

“Amar a las mujeres” es una expresión que suele ser usada para reproducir, más bien, ese mensaje machista que asegura que los hombres pueden, para reafirmarse en el sistema patriarcal, ser infieles, usar a las mujeres, hacer con ellas lo que mejor les parezca, e incluso agredirlas física, sexual o emocionalmente.

En la cultura mexicana los hombres mujeriegos han sido normalizados, basta con pensar en canciones o películas en las que al protagonista le gustan “todas” y lo dice con orgullo, reforzando su figura de “macho”.

El psicoterapeuta y psicólogo David Barrios, en entrevista con el medio Emeequis, apunta que en realidad la expresión “amar a las mujeres”, es un eufemismo, el cual se podría traducir como “amo a las mujeres porque tengo la facultad de hacer con ellas lo que me plazca”.

Detalla que las generaciones en el pasado aprendían sobre sexualidad de modo informal, a través de lo que veían o les transmitían otros hombres de su familia, quienes les marcaban el camino sobre lo “natural” de acuerdo con el género.

El especialista señala que uno de los elementos transmitidos en este contexto machista es el que apunta que “los hombres podemos hacer uso de las mujeres, que debemos seducir, cortejar y, en dado caso, agredir sexualmente a quien podamos”. Y, abunda, “la violencia de género se enseñaba con mayor frecuencia como una parte natural del hecho de ser hombre”.

En este marco, Barrios hace referencia al síndrome de Pedro Infante, el cual dice se encuentra enmarcado en una lírica machista que dice: “todas me gustan, todas son para mí, las seduzco, las enamoro, tengo relaciones sexuales y las desecho; entonces, soy más hombre”.

También te recomendamos: 

¿Cómo la violencia en el cine alienta el machismo? 

¿Cómo se ve el machismo en los medios de comunicación? 

VIBEtv