Nueva normalidad: 5 formas de vivir un poco diferente después de la pandemia

Después de varios meses de aprender a vivir con el espectro de COVID-19, se espera más que nunca un regreso a una nueva normalidad.

98
Nueva normalidad
Foto: Unsplash

La nueva normalidad casi llega a medida que continúa la cuarentena, la cancelación de eventos y la reapertura de ciertos negocios o actividades en nuestra vida diaria, las señales nos muestran que no será del todo posible un regreso completo a la vida antes de la pandemia, pero hay que recalcar que poco a poco nos estamos acercando a vivir sin tantas restricciones.

Aquí hay 5 cosas que pueden cambiar en la nueva normalidad

  • Comportamiento del consumidor

Antes de la pandemia muchas personas solían ir a tiendas departamentales ya que tenían sus dudas con la compra online, pero con la llegada del COVID-19 y la conveniencia de las compras en línea, vieron que no era tan complicado como imaginaban.

Pueden seguir comprando en la web incluso cuando pueden poner un pie en una tienda de forma segura, esto sin duda será ideal para aquellos momentos que no tengamos ganas de salir de nuestros hogares.

  • Nuestra visión de educar a nuestros hijos

La pandemia habrá puesto de relieve una gran ventaja de la educación en persona: mucho más que el aprendizaje en línea permite a los niños interactuar con sus compañeros y desarrollar su confianza.

En esta nueva realidad que hemos vivido, los consejos escolares podrían comenzar a poner más énfasis en la socialización y el juego junto a una formación más tradicional, ya que acabamos de ver la importancia de estas actividades para el desarrollo de los jóvenes.

  • La frecuencia de nuestras visitas al restaurante

Los expertos también creen que la gente irá a los restaurantes con mucha menos frecuencia. Muchos de los que no estaban familiarizados con los servicios de entrega antes del COVID-19, y que no tuvieron más remedio que aprender a usarlos, pueden continuar beneficiándose cuando regresen a la “nueva normalidad”. Además, incluso después de que se levanten las restricciones, no todos se sentirán cómodos saliendo en público durante períodos prolongados.

  • La popularidad de las actividades al aire libre

Pasamos mucho tiempo en el interior. Muchas personas buscan reconectarse con una naturaleza que pueden haber pasado por alto antes de la contención. Los parques nacionales y provinciales están comenzando a reabrir sus puertas y ofrecen toda una gama de actividades económicas y de bajo riesgo de contagio. Ya sea para caminar, hacer senderismo o andar en bicicleta, el regreso a la naturaleza podría atraer cada vez a más seguidores.

  • El aumento del número de teletrabajadores

Antes de la crisis de COVID-19, muchos empleadores se mostraban reacios a que sus empleados trabajaran desde casa. ¿Serán tan productivos? ¿Pueden las reuniones virtuales reemplazar las discusiones cara a cara sin complicarse demasiado? ¿La moral de las tropas será tan buena a distancia? La mayoría de las dudas se han disipado y las empresas están empezando a hacer malabarismos con la idea de reducir los costes inmobiliarios sin perjudicar su productividad.

Una cosa es cierta: esta pandemia nos ha obligado a adaptarnos y redefinirnos como nunca antes y, dejará al menos un poco de positivismo a su paso, incluso si nuestra “nueva normalidad” resulte diferente a la que teníamos antes.

También te puede interesar:

Restaurantes de CDMX retoman operación en horario habitual

Muere de COVID-19 dentista de Monterrey, a pesar de contar con la vacunación completa

5 razones para cambiar el refresco por agua

VIBEtv