¿Qué es el síndrome de extravasación capilar vinculado a la vacuna de AstraZeneca?

La vacuna AstraZeneca no se recomienda para personas con una enfermedad rara de la sangre.

214
Frascos de la vacuna de AstraZeneca
Foto: EFE

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) desaconsejó el viernes el uso de la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca en personas con antecedentes de enfermedad hemorrágica rara y dijo que estaba examinando casos de inflamación cardíaca después de la inoculación de la vacuna.

El comité de seguridad de la instancia aclaró que a la información del producto se le debe sumar el síndrome de extravasación capilar como un nuevo efecto secundario de la vacuna, así como una advertencia para concienciar a los profesionales sanitarios y pacientes de este riesgo.

“El síndrome de extravasación capilar idiopática es una afección muy rara y grave que provoca la pérdida de líquido de los vasos sanguíneos pequeños (capilares), lo que provoca hinchazón principalmente en brazos y piernas, hipotensión, engrosamiento de la sangre y niveles débiles de albúmina (una proteína sanguínea importante)”, explicó la Agencia de Medicamentos en un comunicado de prensa.

AstraZeneca en crisis

La recomendación del regulador, que comenzó a revisar estos casos en abril, se suma a las dificultades que enfrenta AstraZeneca, cuya vacuna está potencialmente relacionada con problemas raros de hemorragia. El mes pasado, la EMA prohibió inyectar una segunda dosis de AstraZeneca a personas con trastornos hemorrágicos.

Análisis adicionales en curso

El organismo de control también dijo el pasado 11 de junio que continuaba evaluando los casos de miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) y pericarditis (inflamación de la membrana que rodea el corazón) en un pequeño número de personas como resultado de la vacunación contra el virus de SARS-CoV-2.

Estos problemas afectaron principalmente a hombres menores de 30 años, y los síntomas aparecen con mayor frecuencia unos días después de la inoculación de la segunda dosis, dijo la EMA.

“Actualmente se necesitan más análisis para concluir que existe una relación de causa y efecto con las vacunas”, escribió en una declaración separada.

También te puede interesar:

Mitos y verdades que existen acerca de la donación de sangre

La importancia de tomar terapia antes de tener hijos

G7 pedirá una nueva investigación a la OMS respecto al origen de COVID-19

VIBEtv