¿Cómo prepararnos para el regreso a la nueva normalidad? Esto dice la UNAM

La Universidad Nacional Autónoma de México ha pedido que no nos confiemos ya que muchos países siguen afectados por la enfermedad y ya existen variantes.

59
Mexicanos en la nueva normalidad
Foto: EFE

Tras el inicio de la campaña de vacunación para adultos contra COVID-19, México cada vez está más cerca de enfrentarse a la “nueva normalidad” a la par de que el programa de inoculaciones avanza, logrando vacunar hasta el momento a casi toda la población de la tercera edad, los que se encuentra en un rango de 50-59 años, mujeres embarazadas y próximamente a quienes estén entre los 49 y 40 años.

Aunque muchos tenían dudas sobre la efectividad que estas vacunas tendrían, es importante mencionar que el número de muertes por el virus de SARS-CoV-2 sigue en descenso, al igual que los casos activos del nuevo coronavirus han bajado en todo el país.

Ante esto, el vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM, Mauricio Rodríguez Álvarez habló en el programa Primer Movimiento de Radio UNAM y abordó el tema sobre cómo es que vamos a tener que prepararnos para el regreso a esta nueva vida, una etapa que se podría decir que es post-covid.

No obstante, dejó aclarado que nos encontramos en un momento de transición hacia esta llamada la “nueva normalidad” e hizo un llamado a no confiarnos ya que aún hay países que están muy afectados por la epidemia y han surgido otras variantes del virus que afectan de igual o hasta peor a aquellas personas que no se habían enfermado.

“Descuidar las medidas preventivas va a hacer que el virus encuentre a los más vulnerables o a los que no están vacunados”, aseguró.

Regreso a clases en la nueva normalidad

Habló sobre el regreso a clases después de que los estudiantes estuvieron por más de un año tomando su educación a distancia e hizo especial énfasis en los cuidados que se deberán de seguir en las instituciones como: el lavado constante de manos, uso correcto de cubrebocas, ventilación de los espacios, limpieza y desinfección de las superficies.

Aunque ha considerado más relevante que los docentes y trabajadores del sector educativo, tengan la capacidad de aislar y dar seguimiento a los nuevos o posibles casos que se podrían presentar, en caso de identificar algún caso las escuelas tendrán que cerrar por 15 días.

“Relajar las medidas que no sirven (como el uso de tapetes sanitizantes, la limpieza obsesiva de lo que compramos o el bañarnos cada que regresemos a casa) nos va a ayudar a combatir el estrés y la sensación de miedo”, comentó Rodríguez Álvarez.

Regreso a las oficinas en la nueva normalidad

Esto sin duda es una de las problemáticas más frecuentes que se van a poder observar al ingreso de la nueva normalidad, especialmente para las familias que tienen hijos y que al igual que ellos tendrán que regresar a las oficinas: ¿quién cuidará de ellos y supervisará sus actividades académicas? Una de las principales funciones de las escuelas, es que brindan un horario extendido en el que permiten que los padres y madres trabajen, pero no en esta etapa de recuperación.

“La utilidad del cubrebocas es indiscutible, protege al que lo usa y al que está a su alrededor, hay que usarlo en los espacios públicos y oficinas sin quitárselo prácticamente”, mencionó respecto a este mismo tema del regreso a las oficinas.

Al igual que los estudiantes, debemos seguir las medidas que desde un principio se han impuesto, entre los que destacan el uso frecuente de manos, sobre todo después de haber descendido del transporte público, seguir manteniendo la distancia entre una persona y otra; identificar síntomas, realizar pruebas rápidas, aislar a los enfermos y prevenir el contagio.

También te puede interesar:

Cofepris da opinión favorable en uso de suero equino para tratar COVID-19

Podría nacer un volcán en Michoacán, de acuerdo con la UNAM

COVID-19 afecta la salud mental de jóvenes y desempleados: OCDE

VIBEtv