Crean fármaco “caballo de Troya” que ataca las células cancerígenas

Con esta nueva propuesta se podrían evitar los efectos secundarios que sufren los pacientes con cáncer como la pérdida de cabello.

92
Células de cáncer
Foto: Pexels

Los científicos de la Universidad de Edimburgo han descubierto un medicamento que actúa como un “caballo de Troya” que puede matar las células cancerosas sin dañar las células sanas que se encuentran cerca de las cancerígenas.

Su nombre es SeNBD, y es el más pequeño de los tratamientos fotosensibles existentes, lo que significa que puede pasar las defensas celulares con mayor facilidad, según UNOTV.

Es un fármaco activado por la luz que puede penetrar y destruir las células cancerosas y las células bacterianas sin destruir el resto de las células sanas. Cuando se combina con productos químicos alimentarios, puede inducir a las células cancerosas a tomar el fármaco.

¿Por qué funciona este “caballo de Troya”?

Una forma de hacer que las células del cuerpo sobrevivan, es que éstas deben consumir componentes químicos en los alimentos como metabolitos, azúcares y aminoácidos, lo cual les permitirá tener energía cada vez más.

Lo ideal es combinar este medicamento con algún compuesto alimenticio, ya que se encargarán de engañar a las células causantes de la enfermedad, éstas tomarán los componentes alimenticios que requieren para seguir vivos; sin embargo, estarán consumiendo el fármaco SeNBD.

“Con SeNBD, podemos combinar un fármaco activado por luz con los alimentos que comen normalmente las células cancerosas y bacterianas. Esto significa que podemos entregar nuestro ‘caballo de Troya’ directamente a través de la puerta principal de la celda en lugar de tratar de encontrar una manera de atravesar las defensas de la celda”, comentó el investigador de la Universidad de Edimburgo, Marc Vendrell.

Por otro lado, agregó que el SeNBD es uno de los fotosensibilizadores más pequeños jamás fabricados y su uso como “caballo de Troya” abre muchas oportunidades en la medicina intervencionista para matar las células dañinas sin afectar el tejido sano circundante.

¿Cómo funciona el “caballo de Troya”?

Se ha dicho que comienza a matar a las células después de que es activado por una luz visible. Es decir, que se tiene que encender el medicamento de acuerdo con la zona en la que se encuentre y a criterio del cirujano, siendo así una forma de cuidar aquel tejido sano, evitando los efectos secundarios de los actuales medicamentos como la caída de cabello.

“Esta investigación representa un avance importante en el diseño de nuevas terapias que pueden activarse simplemente mediante irradiación de luz, que en general es muy segura”, expresó Vendrell.

También te puede interesar:

Reino Unido reporta cero muertes por COVID-19

Signos para detectar posibles trastornos alimenticios

5 datos de la vacuna de Sinovac aprobada por la OMS

Alfa, Beta, Gamma: la OMS renombra a las variantes encontradas de COVID-19

VIBEtv