5 consejos vigentes para cuidar la salud mental de un libro de 1620

Este libro recopiló información de más de dos mil libros de filosofía griega y medicina del siglo XVII.

91
Anatomía de la melancolía
Foto: @oirconlosojos / Twitter

En los últimos años el tema de la salud mental se ha convertido en uno prioritario ya que muchos prejuicios que existían en torno a la ansiedad y la depresión se han rezagado. Sin embargo, el tema no es nuevo y de hecho existen libros como La anatomía de la melancolía de Robert Burton que ya estudiaban los trastornos mentales, desde hace cuatro siglos.

De acuerdo con un reportaje de la BBC Mundo, La anatomía de la melancolía fue escrito por Burton en 1621 y consiste en un análisis de los propios trastornos del autor, consejos para lidiar con ellos e información de casi dos mil años relacionada con el tema, desde filosofía griega hasta la medicina más avanzada del siglo XVII.

Según la investigación de la periodista Amy Liptrot, quien retomó las enseñanzas de Burton en La nueva anatomía de la melancolía, el autor pudo haber padecido un trastorno bipolar o depresión ya que algunos de los consejos que da para lidiar con las secuelas de ellos coinciden con investigaciones actuales.

Estos son sólo cinco consejos incluidos en La anatomía de la melancolía de Burton y que se pueden aplicar para reducir los niveles de ansiedad.

Sé consciente de tus emociones

Uno de los consejos del sacerdote fue tener un monitoreo de nuestros estados emocionales para poder descubrir cuáles son los factores externos que lo provocan y de esta manera evitarlos.

Este es precisamente una de las herramientas más básicas que se le da a una persona con ansiedad, pues permiten vislumbrar exactamente qué acciones, personas o situaciones provocan estados ansiosos o de depresión.

Incluso, Burton sugiere que la melancolía (una forma en la que se nombre en la antigüedad a varios trastornos mentales) es hereditaria, por lo que se deben buscar patrones familiares (algo que la psicología moderna apoya).

Báñate en agua fría

Uno de los textos incluidos en La anatomía de la melancolía menciona los grandes beneficios que se obtienen al bañarse al aire libre (con agua fría), específicamente para tener una vida más duradera.

Al respecto, el doctor Mike Tipton, director de Investigación del Laboratorio de Ambientes Extremos de la Universidad de Portsmouth, señaló que en medida que alguien se acostumbra al estrés del agua puede lidiar mejor con otros estreses que son la base de trastornos como la depresión.

La naturaleza

Burton dedica una buena parte de su guía a los beneficios que trae el contacto con la naturaleza, ya sea través del consumo de plantas y tés, con labores de jardinería o simplemente con paseos al aire libre (una actividad que el actual Sistema de Salud de Reino Unido incluye en tratamientos psicológicos).

Esta por de más comprobado que existen muchas hierbas y plantas medicinales que reducen los niveles de ansiedad y depresión, mientras que hobbies como la jardinería ayudan a distraer la mente.

Equilibrio entre trabajo y placer

Si bien Burton no menciona en La anatomía de la melancolía que debe existir un equilibrio entre el trabajo y el placer, sí refiere las consecuencias de pasar largas horas estudiando, entre ellas, el agotamiento y el aislamiento social.

Precisamente estos dos factores son comunes en personas con depresión, mismas que podrían dedicarse completamente a su trabajo sin darse un tiempo para descansar y socializar, claves también para una buena salud mental.

También te puede interesar:

El aislamiento social puede traer consecuencias para la memoria

¿Qué tipo de terapias existen y para qué sirven?

Muertes en el mundo por COVID-19 serían el triple de las cifras oficiales: OMS

Un asesino serial no es un monstruo ni un “enfermo”, subrayan expertos

VIBEtv