¿COVID-19 también afecta el ciclo menstrual?

El estrés y la ansiedad debido a la pandemia puede causar alteraciones en los ciclos menstruales.

74
Dolor en el ciclo menstrual
Foto: Pexels

La ansiedad, el estrés y los cambios de rutina generados ante la pandemia de COVID-19, pueden traer alteraciones a los ciclos menstruales, ya sea atrasándolos, haciéndolos más largos cortos o intensificando el síndrome premenstrual.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas resalta que el aumento de estrés en medio de las afectaciones económicas, la pérdida de empleos y la carga de labores domésticas no remuneradas, “podrían afectar los ciclos menstruales y las molestias físicas y emocionales relacionadas con la menstruación”.

Sobre el tema Mary Jane Minkin, ginecóloga en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, citada por The Washington Post, resaltó que aunque la mayoría piensa que el control del ciclo menstrual ocurre en el útero, este en realidad se da en el cerebro, específicamente en el hipotálamo.

“Hay muchas cosas que pueden interferir con el control ovulatorio regular. Es un sistema complejo y cualquier estrés puede desordenarlo”, explicó.

En entrevista con France 24, el doctor Óscar Franco reveló que muchas mujeres han reportado trastornos en su ciclo menstrual. Indicó que además de variaciones en la llegada del sangrado, o la ausencia de este, algunas, quienes estaban en menopausia, han vuelto a tenerlo, luego del COVID-19.

Apuntó que también existen casos en los que los síntomas de la COVID-19 fluctúan con el ciclo menstrual, sin embargo, resaltó que la evidencia sobre la interacción de la enfermedad con este proceso es limitada, pues, señaló que solo un estudio realizado en Turquía muestra que las alteraciones en el ciclo menstrual pasaron del 12 al 27 por ciento.

En tanto, según información de Clue, un estudio realizado en 2020 evalúo los patrones menstruales en personas que se contagiaron con COVID-19, mediante el que se encontró que existían cambios significativos en este durante la enfermedad.

Según la información, la mayoría de las mujeres no mostraron diferencias en cuanto al volumen del periodo, pero el 20% reportó haber tenido un decrecimiento en el sangrado, mientras que, según se explica, quienes presentaron enfermedad grave por el virus tenían más probabilidad de tener ciclos de más de 28 días.

Incluso se reportó que, al estar contagiada, se podían tener síntomas más o menos intensos, además de que existían fluctuaciones en los niveles de estrógeno lo que podría provocar que se presenten o empeoren algunos síntomas de las enfermedades, pero no solo de la COVID-19.

También te puede interesar:

Lanzan campaña para visibilizar la menstruación

Investigadores de la UNAM encuentran mutación que podría causar el cáncer de mama

VIBEtv