5 formas en las que se manifiesta el estrés en tu cuerpo

El estrés se manifiesta de diferentes formas en cada individuo. Los síntomas pueden ser fisiológicos, psicológicos, emocionales o conductuales.

57
Señales de que tu cuerpo está bajo mucho estrés
Foto: Pexels

El estrés no es sólo algo que sucede en nuestra cabeza, sus efectos afectan casi todas las partes de nuestro cuerpo. En pocas palabras, el estrés es la forma en que el cuerpo reacciona a los peligros potenciales. Cuando nuestro cerebro detecta una amenaza, les indica a ciertas glándulas que liberen una avalancha de hormonas, específicamente: adrenalina y cortisol, que aumentan el estado de alerta, la frecuencia cardíaca, el flujo sanguíneo a los músculos y más.

El estrés no es inherentemente malo, más bien es una reacción biológica diseñada para ayudarnos a evadir amenazas. En un mundo ideal, su cuerpo reacciona al estrés y luego vuelve a su estado normal, pero en un mundo que no es ideal (por ejemplo, uno donde los correos electrónicos del trabajo suenan en su teléfono hasta las 22:00 hrs), el estrés puede volverse crónico en lugar de temporal. Aquí es cuando puede comenzar a tener un impacto negativo en la salud.

¿Qué le sucede a nuestro cuerpo cuando está bajo estrés?

  • Interrumpe el sueño

Muchas personas aseguran tener niveles de estrés más altos de lo normal. Esto puede afectar la calidad del sueño. Esto se debe a que el exceso de preocupación y ansiedad, invaden tus pensamientos evitando que logres conciliar el sueño; también podrás padecer de sueño interrumpido por las madrugadas o simplemente verás pasar las horas del reloj sin dormir.

Un estudio de 2019 mostró que una sola noche de insomnio podría conducir a un aumento del 30% en los niveles de estrés, mientras que un estudio de 2015, que siguió a mujeres de 50 años durante un período de nueve años, mostró que aquellas con los niveles más altos de estrés tenían peores resultados de sueño de calidad y eran más propensas a informar insomnio. La investigación médica muestra que la mala calidad del sueño se asocia con todo tipo de problemas, desde la ansiedad hasta la depresión.

La privación crónica del sueño puede aumentar su riesgo de problemas cardíacos, obesidad y diabetes, y puede limitar la capacidad de su cuerpo para combatir infecciones, según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

  • Mala alimentación

Aunque no todo el mundo empieza a comer bajo estrés, el estrés hace que la mayoría de las personas tengan una respuesta de lucha o huida, que puede liberar hormonas como la adrenalina y el cortisol, lo que aumenta el apetito.

El estrés persistente puede conducir a niveles elevados de cortisol, según Harvard Health Publishing. Después de que ocurre un evento estresante, se cree que los niveles de cortisol disminuyen, pero para las personas atrapadas en un ciclo de estrés, los niveles de cortisol pueden permanecer altos y las personas aún pueden sentir la necesidad de comer bocadillos azucarados y grasos.

  • Sin ganas de ejercitarte

Para algunas personas, el ejercicio puede ser una forma de reducir el estrés porque estimula las endorfinas y mejora el estado de ánimo. El ejercicio puede reducir los niveles de hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol y estimular la producción de endorfinas, que son analgésicos naturales para el cerebro.

Varias investigaciones han encontrado una relación entre los niveles de ansiedad más bajos y ejercicio aeróbico corto. Un estudio de 2014 encontró que las personas que hacían ejercicio en la escuela, tenían menos probabilidades de estar deprimidas o estresadas al convertirse en adultos jóvenes.

Otro estudio de 2018 encontró que las personas que hacen ejercicio tenían un 17% menos de probabilidades de experimentar depresión. Sin embargo, las personas estresadas no se toman el tiempo para hacer ejercicio.

  • Problemas hormonales

Durante momentos de estrés crónico, las hormonas que regulan la menstruación pueden suprimirse, lo que hace que el período de la mujer se vuelva irregular o se detenga por completo. Un estudio de 1999 encontró que el 50% de las mujeres en trabajos de alto estrés tenían probabilidades de tener ciclos menstruales cortos de menos de 24 días.

No obstante, las mujeres no son las únicas afectadas, ya que se ha comprobado que los hombres experimentan una recaída en el recuento de espermatozoides bajo estrés crónico. Tanto para mujeres como para hombres, el estrés puede desencadenar un desequilibrio hormonal.

  • Problemas en el corazón

Durante los episodios de estrés agudo, el cuerpo se inunda de adrenalina, lo que aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial. En condiciones de estrés extremo, incluso puede ser víctima de una afección conocida como “síndrome del corazón roto”, que se parece mucho a un ataque cardíaco.

No se sabe si es el estrés en sí lo que aumenta el riesgo de problemas como enfermedades cardíacas, o si el estrés simplemente conduce a hábitos que no son saludables para el corazón, como fumar.

También te puede interesar:

5 posturas de yoga ideales para hacer después de un día largo y pesado

5 grandiosos beneficios de realizar Pilates

VIBEtv