De esta forma el COVID-19 afecta a las mujeres embarazadas

Estudios sugieren que el COVID-19 podría afectar la placenta, al contrario de lo que se sugirió al comienzo de la pandemia.

95
Mujer embarazada
Foto: Pexels

A lo largo de esta pandemia, han muerto cientos de miles de personas, pero tambi√©n han nacido millones de beb√©s en todo el mundo. ¬ŅEn qu√© medida la enfermedad amenaza su salud en el √ļtero, al nacer, as√≠ como la de su madre? Con varios meses de retrospectiva, los cient√≠ficos descubren que el coronavirus puede infectar la placenta y, por lo tanto, posiblemente tenga un impacto en la salud del feto.

Un estudio publicado el 8 de mayo de 2020 en el American Journal of Obstetrics & Gynecology MFM analizó la placenta de 11 mujeres que salieron positivas a la prueba del coronavirus y que dieron a luz en marzo y abril en el hospital Langone Health de Nueva York. El coronavirus se detectó en tres de estas muestras, aunque no se infectaron los recién nacidos.

‚ÄúAunque no hay signos cl√≠nicos de transmisi√≥n vertical, la investigaci√≥n indica la posibilidad de exposici√≥n viral del feto”, escribieron los cient√≠ficos.

La fuente de la contaminaci√≥n a√ļn no est√° clara. Puede provenir de sangre materna durante el embarazo o de la presencia del virus en la zona genital en el momento del parto. Sin embargo, tambi√©n se han identificado contaminaciones en beb√©s nacidos por ces√°rea.

Retraso en el crecimiento

En las √ļltimas semanas, otros estudios han confirmado la posibilidad de que el coronavirus afecte a la placenta, el √≥rgano que permite que el feto se desarrolle proporcion√°ndole el agua y los nutrientes necesarios para su crecimiento.

Como lo publicado en el American Journal of Clinical Pathology, lo que demuestra que en algunos casos presenta lesiones que conducen a una mala perfusión vascular, lo que puede ocasionar partos prematuros y retraso en el crecimiento.

En el Hospital Universitario de Vaudois (CHUV), David Baud, obstetra jefe del departamento de ‚ÄúMujeres-madres-ni√Īos‚ÄĚ, tambi√©n tuvo que lidiar con una placenta positiva por COVID-19 en marzo del a√Īo pasado.

Esto provino de una joven infectada, que lamentablemente sufrió un aborto espontáneo durante su segundo trimestre de embarazo. Desde entonces, los resultados se han publicado en el Journal of American Medical Association (JAMA).

Seg√ļn este especialista y su equipo, es poco probable que la placenta se haya contaminado durante la expulsi√≥n, o durante los an√°lisis de laboratorio, porque el resto de las muestras analizadas resultaron negativas.

“Ser√≠a sorprendente que este virus indujera malformaciones en el feto”, coment√≥.

Por otro lado, es muy posible que al afectar la placenta provoque una peor perfusión del bebé. Este es el caso de los otros coronavirus del síndrome respiratorio, SARS y MERS, que restringen el crecimiento intrauterino en el 40% de los casos.

Embarazada e intubada

Esta nueva enfermedad tambi√©n puede afectar la salud de las madres. Seg√ļn varios estudios publicados, sin comorbilidades como la diabetes, presentan los mismos factores de riesgo que las personas de 60 a√Īos. Seg√ļn las estad√≠sticas, entre el 3 y el 11% de las embarazadas infectadas necesitan cuidados intensivos. La tasa de mortalidad es del 1%.

También te puede interesar:

Plataforma Mi Vacuna tiene fallas y permite el registro de mujeres no embarazadas

Estado de México, la entidad con mayor tasa de embarazo infantil: Inegi

VIBEtv