La falta de sueño y de descanso aumenta el riesgo de demencia

Numerosos estudios ya han demostrado que la evolución de los ritmos de vida y de las tecnologías tiene un impacto negativo sobre el sueño.

70
Falta de sueño provoca demencia
Foto: Unsplash

El sueño y la salud están indisolublemente ligados. Es gracias a ella que el organismo se recupera física y mentalmente, participando en la memoria, el aprendizaje y en el correcto funcionamiento del metabolismo y la inmunidad. Por el contrario, la falta de sueño promueve un mayor riesgo de depresión, diabetes u obesidad.

Algunos estudios también han sugerido un riesgo de deterioro de las capacidades cognitivas, destacando un vínculo entre el sueño y la capacidad de evacuar toxinas del tejido cerebral. Una hipótesis que los investigadores del Brigham and Women’s Hospital querían explorar con los ancianos en un estudio publicado en febrero de 2021 en la revista Aging.

Su estudio sugiere un riesgo duplicado de demencia entre los participantes que informaron menos de cinco horas de sueño por noche en comparación con los que informaron de siete a ocho horas por noche. Los investigadores han encontrado una fuerte relación entre la alteración del sueño, el déficit y la demencia incidente a lo largo del tiempo.

Por lo tanto, tomarse constantemente 30 minutos o más para conciliar el sueño se asoció con un riesgo 45% mayor de demencia. Tener dificultades para mantenerse alerta, tomar siestas, informar una mala calidad del sueño y dormir cinco horas o menos por noche también se asoció con un mayor riesgo de muerte.

“Nuestros resultados destacan un vínculo entre la falta de sueño y el riesgo de demencia y confirman la importancia de los esfuerzos para ayudar a las personas mayores a dormir lo suficiente todas las noches”, dice la profesora Rebecca Robbins, autora principal del estudio.

Estos datos se suman a la evidencia de que el sueño es importante para la salud del cerebro y subrayan la necesidad de realizar más investigaciones sobre la efectividad de mejorar el sueño y tratar los trastornos del sueño sobre el riesgo de enfermedad de Alzheimer y mortalidad

El sueño de mala calidad afecta a múltiples partes del cerebro

Desde un punto de vista neurológico, el sueño deficiente o insuficiente puede afectar a múltiples partes del cerebro, incluida la corteza prefrontal, que se encarga del razonamiento y la toma de decisiones.

También puede afectar la amígdala, el área del cerebro responsable de la respuesta al miedo, que desencadena un aumento de los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Resultado: desencadenando nuestra respuesta de lucha o huida, y una sensación de ansiedad.

En los pacientes con demencia, el sueño a menudo se ve afectado; sin embargo, un creciente cuerpo de evidencia sugiere que los ciclos de sueño, incluso antes de la aparición de la demencia, también pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad.

Esto fue confirmado por los investigadores de Inserm en un estudio publicado en abril de 2021 en Nature Communications. Analizaron datos del estudio Whitehall II del University College London sobre la salud de 7959 británicos. Los participantes auto informaron la duración del sueño seis veces entre 1985 y 2015, que extrajeron datos sobre la duración del sueño a los 50, 60 y 70 años para cada participante.

De este modo, los investigadores pudieron estudiar la relación entre la duración del sueño en diferentes edades, su evolución entre 50 y 70 años y el riesgo de desarrollar demencia durante un período hasta marzo de 2019, señaló el equipo.

Los resultados mostraron de un 20 a 40% más de riesgo de demencia en personas con seis horas o menos de sueño por noche a la edad de 50 o 60 años. Según los investigadores, “También se observó un 30% más de riesgo de demencia en personas de 50 a 70 años que constantemente dormían poco tiempo”.

El equipo científico especifica que estos resultados no establecen una relación de causa y efecto, pero sugieren la existencia de un vínculo entre la duración del sueño y el riesgo de demencia.

“El sueño en la mediana edad puede desempeñar un papel en la salud del cerebro. Esto confirma así la importancia de una buena higiene del sueño para la salud”, concluyeron.

También te puede interesar:

¿Los agresores sexuales tienen alguna patología?

En México, el 25% de las mujeres embarazadas ha padecido violencia obstétrica

5 tips para cambiar tu mood cuando te gana el estrés

¿Qué tan sano es saludar con un beso en la mejilla?

VIBEtv