¿Los agresores sexuales tienen alguna patología?

En el mundo, una de cada tres mujeres ha indicado haber sufrido algún acto de violencia física o sexual.

168
Un hombre que fue agresor sexual
Foto: Pexels

La violencia sexual comprende actos que van desde el acoso verbal hasta la penetración forzada, y se trata de una violación a los derechos humanos que ocurre frecuentemente pues, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada tres mujeres a reportado haber sufrido violencia física o sexual.

La OMS define la violencia sexual como “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”.

Esta agresión es en su mayoría cometida contra las mujeres por parte de hombres. Datos del organismo de salud indican que a nivel mundial el 27% de las mujeres de 15 a 49 años que han estado en una relación indicaron que han sido víctimas de violencia sexual o física por parte de su pareja. Mientras que el 6% señaló haber sufrido agresiones sexuales por personas distintas a su pareja.

No existe patología

Frente a esta prevalencia, surge el cuestionamiento sobre si los agresores sexuales tienen alguna patología que pudiera estar relacionada con el acto, sin embargo, de acuerdo con el libro Aspectos psicopatológicos de los agresores sexuales de Encar Pardo Fernández no existe un perfil psicopatológico de estos criminales, ni una patología específica.

De acuerdo con el especialista en medicina legal y forense, lo que la complejidad de esta conducta asó como las diferentes variables psicológicas que se presentan entre quienes la perpetran y que aparecen en el contexto de los agresores sexuales hacen difícil “el establecimiento de elementos objetivos que evalúen de forma común este tipo de agresores”.

“No existe una patología específica que genere este tipo de actos delictivos, por lo que podemos afirmar que el perfil psicológico o psicopatológico del agresor sexual no existe”, explica Pardo Fernández, quien señala que por tal motivo las motivaciones que tienen ese tipo de agresores deben profundizarse.

En el análisis Características de los abusadores sexuales, escrito por Electra González, Vania Martínez, Carolina Leyton y Alberto Bardi, se explica que un abusador puede ser de cualquier clase social, vivir en un medio urbano o rural, tener cualquier nivel educativo, profesión, religión u orientación sexual.

Detalla que los abusadores sexuales pueden o no tener in trastorno de personalidad, además de que pueden presentar “distorsiones cognitivas, dificultades en el desarrollo de empatía y en la habilidad de entender y atribuir estados mentales a otros”.

En tanto, un estudio del Anuario de Psicología Jurídica, del autor Cándido Sánchez, destaca que los agresores “no suelen estar movidos por impulsos desviados incontrolables”, e indica que: “Algunos cumplen criterios diagnósticos de trastornos de personalidad o de parafilias. También algunos, pero muy pocos, padecen un trastorno mental por el que no son responsables de sus actos”.

También te puede interesar:

CDMX habilita registro de agresores sexuales y presenta banco de ADN

“Los lobos” llegará a los cines de México el próximo 10 de junio

Presentan Museo Viviente de la Impunidad por Feminicidios en Cancún

VIBEtv