El reloj biológico de las mujeres, ¿mito o realidad?

El término del reloj biológico, desde la ciencia, se refiere al periodo de edad en el que la fertilidad de la mujer aumenta las probabilidades de que ocurra un embarazo.

122
Reloj biológico
Foto: Pexels

En torno a la maternidad existen una serie de mitos que asumen cómo debe ser está, cuándo debe ocurrir e incluso que aseguran que existe una necesidad en las mujeres de vivirla, sin embargo, en los últimos tiempos muchas de estas creencias que se sostenían sobre la nada se han ido desmintiendo.

Un ejemplo de estos mitos es el llamado reloj biológico de las mujeres, con el que se suele presionar a este sector para que tenga hijos siendo jóvenes, como si se tratara de una obligación o de algo a lo que todas aspiran.

Además, se utiliza el término para exponer la existencia de un cronómetro imaginario que al terminar el conteo inevitablemente derivará en que la mujer tenga las ganas o la necesidad física de embarazarse, como si fuera algo inherente a cierta ventana de edad o a la vida de la mujer.

La incursión de las mujeres al ámbito laboral la decisión de avanzar en proyectos personales, entre otros factores han comenzado ha hacer frecuente en ciertos sectores de la sociedad que la decisión y el momento de tener un hijo se postergue.

El reloj biológico en la ciencia

Es cierto que al hablar de lo biológico la fertilidad femenina disminuye con la edad, por lo que es más probable que se consiga un embarazo entre los 25 y los 35 años, y existe menos probabilidad de que se presenten complicaciones en el embarazo.

Sin embargo, la doctora especialista en ginecología y obstetricia, Maritza García, detalló para La Cadera de Eva que, aunque el periodo de fertilidad para embarazarse es hasta los 35 años, eso no quiere decir que después de esa edad una mujer ya no pueda quedar embarazada, aunque la probabilidad de que el embarazo ocurra de manera espontánea es menor.

Sobre el tema, Yacoub Khalaf, jefe de reproducción asistida del hospital Guy’s y St Thomas’ en Londres, detalló para BBC Mundo que mientras algunas mujeres pueden tener problemas para concebir antes de los 30, otras pueden quedar embarazadas sin problemas pasados los 40.

“Es tentador dar una respuesta en blanco y negro, pero la biología no funciona de esa manera”, destacó la especialista, quien, mencionó que, aunque no hay reglas, la ciencia establece que el cuerpo de la mujer cambia de manera gradual, y ese proceso no puede alterarse.

No obstante, actualmente existen tratamientos de fertilidad, así como otras opciones para que una mujer, si desea concebir, aumente sus posibilidades de lograrlo.

También te recomendamos:

4 mitos que giran en torno al embarazo y la maternidad 

Dos de cada 10 mujeres sufren de problemas de salud mental en el embarazo

El lenguaje importa: violencia de género en la comunicación 

 

VIBEtv