Languidez, el nuevo sentimiento que nos dejó la pandemia de COVID-19

Es vivir los días sin tener un rumbo definido, una sensación de estancamiento y vacío.

203
Languidez
Foto: Pexels

¿Llevamos demasiado tiempo en confinamiento? Esa sensación de “blah” y de vivir los días sin tener un rumbo definido nos dice que sí. De hecho, esto ya es considerado el nuevo sentimiento que nos dejó la pandemia por COVID-19 y se llama languidez.

Fue el psicólogo Adam Grant, profesor de Wharton School en la Universidad de Pensilvania, quien habló recientemente de la languidez en un artículo para The New York Times.

“La languidez es el segundo hijo descuidado de la salud mental. Es el vacío entre la depresión y la prosperidad: la ausencia de bienestar. No tienes síntomas de enfermedad mental, pero tampoco eres la imagen de la salud mental. No estás funcionando a plena capacidad”, escribió Grant.

Corey Keyes, sociólogo de la Universidad de Emory, fue quien acuñó el término languidez por primera vez. Él investigó el sentimiento, explicó Grant, y descubrió que las personas que se sentían languideciendo son más propensas a desarrollar depresión grave y trastornos de ansiedad.

“En resumen, los que languidecen no son ni enfermos mentales ni sanos mentalmente. En cambio, están atrapados en un purgatorio entre los dos y corren el riesgo de convertirse en enfermos mentales sin más intervención”, aseguró Keyes en un artículo de 2003, de acuerdo con People.

Aunque este sentimiento es común debido a la situación que atravesamos por la pandemia de COVID-19, Grant ofrece algunas sugerencias para salir de la rutina y combatir la languidez. Lo primero, como casi siempre, es reconocer el sentimiento.

“En lugar de decir ‘¡Genial!’ o ‘Bien’, imagina si respondiéramos: ‘Honestamente, estoy languideciendo’”, sentenció el profesor.

El segundo paso es volver encontrar la emoción por vivir. El psicólogo afirma que “fluir (absorberse en actividades sin distraerse) puede ser un antídoto” de la languidez. Para encontrar el “flujo” lo mejor es dedicar tiempo para trabajar en un pasatiempo o actividad agradable, sin interrupciones.

Grant también indica que, si se está languideciendo, también es aconsejable reducir las metas: “A veces es un pequeño paso para redescubrir parte de la energía y el entusiasmo que has perdido durante todos estos meses”.

También te puede interesar:

¿Cuál es la mejor rutina para iniciar el día?

Las abejas y su labor fundamental en los cultivos del mundo

Tips para dejar de posponer la alarma y levantarse temprano

VIBEtv