El calentamiento global está cambiando el eje de rotación de la Tierra

Enfatizan que el calentamiento global antropogénico y, más ampliamente, las actividades humanas, han acelerado significativamente este movimiento natural.

165
Tierra
Foto: Pexels

La inclinación del eje de rotación de la Tierra con respecto al plano de la eclíptica no es constante. Los científicos todavía están tratando de comprender cuáles son exactamente los fenómenos detrás de esta variación, pero la forma en que se distribuye el agua en la superficie de nuestro planeta parece ser un factor importante.

Investigadores de la Academia de Ciencias de China han dicho que el derretimiento de los glaciares debido al calentamiento global antropogénico en curso ha redistribuido el agua lo suficiente como para acelerar el desplazamiento del Polo Norte, haciendo que oscile de sur a este.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores calcularon la pérdida total de agua almacenada en la Tierra en la década de 1990. Se basaron en datos del derretimiento de los glaciares y estimaciones del bombeo de agua subterránea y las pérdidas de agua de las regiones polares son el principal impulsor de la deriva polar, cuya velocidad media entre 1995 y 2020 es aproximadamente 17 veces mayor que la del período 1981 a 1995, de acuerdo con BBC.

El impacto de las actividades humanas en la Tierra

Sin embargo, el derretimiento cada vez más rápido del hielo con el calentamiento global no puede explicar toda la deriva. Aunque los investigadores no llevaron su análisis tan lejos, creen que la brecha restante podría resultar de perturbaciones en regiones no polares,  debido, en particular, al bombeo insostenible de agua subterránea para la agricultura.

Los resultados muestran, según los investigadores, hasta qué punto las actividades humanas pueden tener un impacto en la Tierra incluyendo su eje de rotación. A pesar de todo, esto no tiene efecto real en nuestra vida diaria dado.

El eje de rotación de la Tierra está a la deriva

Nuestro planeta no es del todo esférico y su eje de rotación, que conecta el Polo Norte con el Polo Sur a través del centro de la Tierra, tiende a oscilar y derivar poco a poco.

El rebote glacial, ya incriminado por estudios previos, es el más conocido de ellos. Los glaciares tienden a hundir la superficie de la Tierra (al igual que cuando una persona se acuesta en un colchón). Cuando el hielo se derrite, se eleva gradualmente, pero, según los investigadores de la NASA, este fenómeno no podría explicar más de un tercio de las derivaciones rotacionales observadas.

La convección del manto de la Tierra también está involucrada por un tercio. Así, bajo el efecto del calor emitido por el núcleo de la Tierra, las rocas experimentan un patrón de circulación vertical.

También te puede interesar:

Si habrá una tercera dosis de la vacuna Pfizer, anuncia el cofundador de BioNTech

¿Qué es la violencia laboral? 5 ejemplos

CDMX habilita registro de agresores sexuales y presenta banco de ADN

VIBEtv