Evita estos errores que se cometen comúnmente en el cuidado de las plantas

Uno de los mejores consejos al adquirir una planta es preguntar qué tipo de especie es y cuáles son sus cuidados específicos.

63
Cuidado de plantas
Foto: Pexels

Las plantas se han convertido en un básico para sumar energía, vida y color en el hogar, además de que brindan beneficios como aromatizar los espacios, dar una sensación relajante y mejorar el estado anímico.

Es importante recordar que, aunque lucen increíbles como decoración, no se trata de objetos, sino de seres vivos que requieren ciertos cuidados, atenciones y que se cumpla con sus requerimientos para que continúen sanas y llenas de vitalidad.

En el camino, es común cometer ciertos errores, pues a veces se piensa que todas las plantas necesitan lo mismo, o al ser principiante es difícil creer que cambios pequeños puedan afectarles e incluso que omitir ciertos pasos de su cuidado podría causarles algún daño, pero resulta que sí.

Algunas especies son más sensibles que otras por lo que pueden precisar cuidados específicos, aunque también las que son menos exigentes pueden tener ciertas indicaciones especiales para crecer sanas y fuertes.

Por ello enlistamos los errores más comunes que se pueden cometer en el cuidado de las plantas para que verifiques que estás haciendo que no permite que estas crezcan o se vean llenas de vida o confirmes que estás llevando a tus plantitas al éxito con tus atenciones.

Generalizar a las plantas

Es común que como se parecen, pienses que los cuidados para todas tus plantas son los mismos, sin embargo, es mejor asegurarse, por lo que debes procurar saber que especie es la que estás adquiriendo para así tener claros cuáles son sus cuidados, ya sea investigando en internet o preguntando a un especialista en el tema.

De ese modo le darás a tu planta justo lo que necesita, ni más, ni menos.

Regarlas de más o regarlas muy poco

Esto está ligado con lo anterior, pues es común que por el miedo a que la planta se vaya a morir se le agregué agua de más o todos los días se le sustente este líquido, lo que puede tener el efecto contrario al que buscas.

Por ello es relevante saber que tipo de planta tienes para darle el agua que requiere, pues, por ejemplo, las suculentas suelen necesitar agua incluso cada semana, mientras que algunas plantas de sol la precisan cada tercer día.

Olvidar trasplantarlas

Mientras la planta va creciendo, la maceta en la que se encuentra también debe ser más grande, para que así se puede expandir todo lo que necesita y no se vea afectada porque sigue en el espacio en el que la colocaste hace varios años.

Algunos expertos recomiendan que las plantas se deben trasplantar al menos cada año, para así asegurarse de que contará con todo el espacio que requiere para su desarrollo.

No podarlas cuando es necesario

Puede dar un poco de temor tomar las tijeras y recortar algunas ramas de las plantas, sin embargo, es necesario podarlas de manera regular para retirar las hojas que ya están secas o las flores dañadas, al igual que las ramas que ya no lucen con vida.

Lo anterior no solo por la estética, sino también para fomentar el desarrollo de la planta, para lo que se debe hacer el recorte de manera adecuada, pues si se hace mal puede resultar perjudicial.

Recuerda usar tijeras limpias, no desgarrar las ramas y tener en cuenta el tipo de planta que tienes para que la podes correctamente.

Moverlas constantemente

Las plantas suelen acostumbrarse al sitio en el que las colocas, por lo que si ese espacio les va bien, es mejor que la dejes ahí, ya que al moverla tendrá que pasar nuevamente por una etapa de adaptación y puede que esta no le siente bien o que el nuevo lugar no le brinde la luz, el aire o elementos que sí tenía en el otro.

También te puede interesar:

Plantas que son seguras para tu gato y sí puedes tener en casa

Las mejores plantas aromáticas para tu hogar

Cinco plantas medicinales que puedes cultivar en casa

VIBEtv