Cuídate Morra, una iniciativa contra la violencia sexual en el transporte público

Cuídate Morra es un proyecto creado por cuatro mujeres ante la constante violencia que vive este sector.

208
Cuídate Morra, una iniciativa contra la violencia sexual en el transporte público
Foto: Pixabay

En México, una de cada tres mujeres ha sido víctima de algún tipo de violencia sexual en espacios públicos. Entre las agresiones que viven las mexicanas se encuentran: acecho, abuso sexual, violación, intento de violación y los mal llamados piropos, acorde con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Según la Encuesta sobre la violencia sexual en el transporte y otros espacios públicos en la Ciudad de México (2018), realizada en conjunto por el gobierno local y ONU Mujeres, el 54.4% de las mujeres se sienten muy inseguras o inseguras en el transporte público.

Miedo que no es infundado, pues de acuerdo con estos mismos datos, a lo largo de su vida, el 96.3% de las mujeres usuarias del transporte y espacios públicos en la capital del país ha vivido al menos en una ocasión alguna agresión sexual.

Este panorama ha impulsado a cuatro mujeres a crear Cuídate Morra, una iniciativa que tiene por objetivo brindar a las mujeres una herramienta para poder identificar a los agresores que se encuentran detrás del volante en el transporte público y privado a través de una base de datos y al exponer testimonios.

“Cuidarnos entre nosotras”

En entrevista con VibeTv, las integrantes del proyecto detallaron que este nació a raíz de que una de ellas sufrió un caso de violencia en el transporte; lo denunció, pero, como comúnmente ocurre en el país, este no procedió, por lo que decidió unirse con sus amigas para “cuidarnos entre nosotras”.

Cuídate Morra, que actualmente tiene presencia en la Zona Metropolitana del Valle de México, tiene el objetivo de llegar a nivel nacional para que todas las mujeres del país puedan recurrir a una base de datos en la que, cuando piden un transporte a través de alguna aplicación o viajen en algún vehículo, puedan verificar primero si el conductor de este no fue denunciado por otras mujeres por agresión sexual o cualquier tipo de violencia.

No había un lugar en donde se concentraran las denuncias, por eso decidimos hacerlo”, explicó una de las integrantes, quien abundó que para contactarse y denunciar a conductores de alguna plataforma, de taxis, de servicios del transporte público, o un caso ocurrido en cualquiera de estos, pueden enviarles mensaje a través de su página de Facebook o Twitter.

En el mensaje, si cuentan con los datos, deben incluir: número de placa, conductor, modelo del automóvil y color, empresa, tipo de agresión, fecha, foto y enlace de denuncia si existe; en el caso del transporte público se necesita la ruta y datos adicionales que se hayan podido recabar, como el horario en el que se tomó, alguna fotografía de las placas o lo que pueda sumar para que otras mujeres estén alertas.

“En caso de que no cuenten con todos los datos se puede subir su testimonio a la página de Facebook y Twitter para darle visibilidad”, pues, explicó una de las fundadoras, “alguien podría identificar a la persona o el lugar en el que ocurrió”.

Una más de las integrantes, quienes decidieron mantener su identidad anónima resaltó que el crecimiento de la plataforma, que aún no llega a su máximo, se debe a que exponen información útil, de fácil acceso y de interés, como lo son los testimonios, así como consejos para mantenerse seguras antes y durante un viaje.

Reportes de agresiones en el transporte público y privado

“Debido a nuestro alcance el número de denuncias no es constante, algunos meses podemos tener dos, otros ninguna, pero también nosotras buscamos denuncias en otros sitios, en otras páginas, o las retomamos de medios de comunicación”, explicó una de las fundadoras de Cuídate Morra.

 

Detallaron que, en cuanto a los reportes que ellas han recibido, es Didi la plataforma que predomina, e indicaron que la violencia sexual que se vive en el transporte “es algo que se ha normalizado, por eso muchas veces no se denuncia, pero es algo común”.

Asimismo, abundaron que otra cuestión es el hecho de que, aunque se denuncie ante la aplicación de transporte a algún conductor, es difícil que esta proceda pues no tiene la información para hacerlo, mientras que en los casos que se procede a bloquear al conductor para que ya no labore con ellos, este “fácilmente se va a otra plataforma”.

“Hemos visto que aplicaciones como Uber han reforzado sus filtros, ahora se puede grabar voz para en caso de que el conductor te venga acosando, pero muchas veces le avisas a la aplicación sobre lo ocurrido, te dicen que van a investigar, pero no tienen los elementos para hacerlo”, detallaron.

Asimismo, indicaron que las agresiones más comunes que han registrado en el transporte privado son: tocamientos, que el conductor se vaya masturbando, miradas feas, cambios de ruta, que se desvíen, comentarios inapropiados, así como hacer sentir incomoda a la usuaria. En tanto, en el transporte público también sobresalen los tocamientos y la masturbación, destacaron.

“La exigencia para las autoridades es que les den seguimiento formal a las denuncias”, sentenciaron, así como que se dé un proceso en el que el agresor sea castigado, que las autoridades faciliten el proceso de denuncia y que exista una capacitación para este personal para que no obstruya la procuración de la justicia.

Plataformas de transporte

En cuanto a las necesidades que debería cubrir las aplicaciones de servicio de transporte para colaborar con la seguridad de las mujeres, señalaron que se requieren “más mujeres conductoras, aunque sabemos que con la situación actual eso es difícil porque ellas también se ponen en peligro, pero como usuarias una mujer te da más seguridad en el viaje”.

Además, explicaron que se necesita que las plataformas “regulen sus filtros, porque a veces hacen el proceso de contratación en línea y se pueden falsificar documentos fácilmente”, pues, añadieron, es relevante que las empresas sepan que quienes conducen son quienes están registrados.

Otro problema que sacaron a la luz es que en “Uber es común que se vendan las cuentas, eso es muy peligroso pues alguien que ya no la use la vende y quien sabe quién esté al volante”.

Para evitar que los conductores que ya han sido denunciados por usuarias lleguen a trabajar en otra de las compañías de transporte, propusieron que se compartan antecedentes entre aplicaciones, para así no poner en riesgo a las usuarias.

Consejos de seguridad al usar algún transporte

Las fundadoras de Cuídate Morra, quienes señalaron que “la pagina busca comenzar en varios ejes”, expusieron algunos consejos que pueden ser de utilidad al momento de tener que subir a un transporte público o privado, pues, lamentablemente, esta es la realidad a la que nos enfrentamos las mexicanas.

  • Verificar la base de datos de Cuídate Morra para que, si llegan a pedir un taxi o un vehículo por aplicación, verifiquen que no coincide con alguna de las denuncias.
  • Cuando suban al automóvil verificar que no esté puesto el seguro de niños.
  • Sentarse del lado del conductor.
  • Mantener la ventana abajo.
  • Compartir la ubicación con tres personas desde alguna aplicación o WhatsApp, “no directamente desde la plataforma porque el conductor puede finalizar el viaje y no se puede seguir la ruta”.

También te recomendamos:

El gobierno no sigue quedando a deber mucho, sino todo: Brujas del Mar

Presencia de mujeres como fuentes de información en medios disminuye en 2020, revela estudio

La 4T no tiene un plan para combatir la violencia contra las mujeres: Tania Reneaum, directora de AI

Feministas protestan por violencia contra Mercadita Feminista de CDMX

 

VIBEtv