El machismo también influye en el contagio de COVID-19

Mostrarse débiles, incluso ante una pandemia de COVID-19, no va con un "macho alfa" aunque esto lo ponga en mayor riesgo.

191
Escultura con cubrebocas
Foto: Pexels

Una de las características del llamado macho alfa es mostrarse fuerte y dominante ante cualquier situación que la vida le presente, incluso si se trata de una pandemia global como la de COVID-19. Esto lleva a muchos hombres a negarse a usar cubrebocas o seguir las medidas sanitarias para no mostrarse débiles.

Un estudio realizado por Valerio Capraro, profesor titular de Economía en la Universidad de Middlesex, y la matemática canadiense Hélène Barcelo, del Instituto de Investigación de Ciencias Matemáticas de Berkeley, arrojó que hay más hombres reacios a usar el cubrebocas por considerarlo “vergonzoso” o “un signo de debilidad”.

En una encuesta realizada a dos mil 500 personas de Estados Unidos, los resultados arrojaron que las mujeres tenían el doble de probabilidades que los hombres de demostrar intenciones de usar el cubrebocas fuera de casa.

“Los hombres tienen menos tendencia a cubrirse la cara, y una de las razones principales es que tienden a creer que la enfermedad no los afectará más que las mujeres. Pero eso es particularmente irónico porque las estadísticas oficiales muestran que en realidad el coronavirus impacta a los hombres más seriamente que a las mujeres”, declaró Capraro para la BBC.

El COVID-19 sí afecta más a hombres

Aunque los investigadores de todo el mundo aún tienen muchas dudas sobre el SARS-CoV-2, a más de un año de iniciar la pandemia varios estudios que muestran con mayor claridad cómo se comporta el virus en hombres y mujeres.

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) publicó un estudio en el Journal of Clinical Medicine en el que afirma que el COVID-19 afecta más y de forma más severa a hombres que a mujeres.

El estudio analizó los casos de 12 mil 063 pacientes, de los cuales 56.8% fueron hombres. Del total de varones, la mayoría fue más propenso a presentar síntomas graves como fiebre, tos, disnea y saturación de oxígeno, mientras que las mujeres tendían a presentar síntomas leves como dolor de cabeza o muscular.

Aunque sería impreciso afirmar con estos datos que los hombres son quienes usan menos cubrebocas, sí es plausible pensar que la figura de macho alfa no va con el cuidado y la prevención lo que hace más vulnerables a hombres que consideran como una debilidad usar cubrebocas.

También te puede interesar:

3 científicas mexicanas que están haciendo historia

CDMX continuará vacunación en 5 alcaldías con segundas dosis

Despiden a director de hospital del IMSS por haber vacunado a su hijo

VIBEtv