Cinco tabúes sobre la masturbación femenina que deben quedar atrás

La masturbación femenina en si, continúa siendo un tabú, por lo que es momento de hablar de ella y quitarle los prejuicios.

792
Alegoría de la masturbación femenina
Foto: Pexels

La masturbación permite el autoconocimiento del cuerpo, encontrar los puntos que causan placer, los que no lo causan tanto, y los que definitivamente no quieres ni que te toquen.

Sin embargo, en torno a ella, como del sexo en general, existen una serie de tabúes sobre todo cuando esta la practica o quien toca el tema es una mujer, pues se ha asumido que este sector de la población no se autoexplora y que hacerlo sería “inapropiado”.

Esto ante la cultura machista que ha asumido de manera histórica que el papel de la mujer dentro del sexo o en lo referente a este es pasivo, es decir que ella no toma la iniciativa y ni siquiera le interesa complacerse así misma, pero claro esta que se trata de una falsedad que, afortunadamente, cada día tiene menos presencia.

“Venimos de una cultura represiva y la única educación sexual que recibimos tiene como finalidad prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados; en ningún momento se habla de placer, autoconocimiento y autoestima sexual”, explica la sexóloga Monica Branni, citada por El Nacional.

Para comenzar con la acción y dejar los prejuicios atrás, estos son algunos tabús que se han instalada en la sociedad sobre la masturbación femenina y que es momento de dejar atrás.

Las mujeres no se masturban

Es el más conocido y difundido, aunque cada vez más mujeres salen a responder: ¡Sí, sí lo hacemos!, aún hay personas que no lo creen, o a quienes les parece algo anormal o de lo que, incluso entre mujeres, les es difícil hablar.

Acorde con información del estudio ‘Masturbation confessions’, citado por El Confidencial, realizado a 979 personas de Europa y Norteamérica, el 88% de las mujeres se masturba.

Las mujeres no usan juguetes sexuales

Según datos del mismo medio, el 40% de las mujeres utiliza algún juguete sexual.

Entre los más populares, detalla El País, se encuentran el masajeador sónico, el vibrador que estimula el Punto G y el vibrador de doble acción.

Las mujeres no disfrutan de la masturbación

La revista Marie Claire, citando un estudio de la marca de juguetes sexuales Lelo, apunta que el 80% de las mujeres llega al climax estimulándose, y al menos la mitad de ellas tiene múltiples orgasmos de esta forma.

Es un tema vergonzoso

Debido a los comentarios que vienen después de revelar que, como seguramente cualquier persona, también te autoexploras, aún puede causar un poco de vergüenza o ser más difícil hablar sobre ello, contrario a lo que ocurre con los hombres, en quienes ha sido moral y socialmente más aceptada esta práctica.

Sin embargo, este momento en el que la generación se está cuestionando todo y abriéndose a las diversas realidades que antes se mantenían escondidas, este es el tiempo ideal para desinhibirse.

La masturbación es mala para la salud

Masturbarse es completamente normal e incluso tiene algunos beneficios como bajar los niveles de estrés, ayuda a relajarte o hasta a conciliar el sueño, informa Planned Parenthood.

Al tener un orgasmo liberas endorfinas, las cuales, detalla el medio especializado, contienen químicos que te hacen sentir bien, pueden ser calmantes naturales y ayudar con los dolores menstruales.

También te puede interesar:

¿Qué es la violencia emocional y cómo reconocerla?

Cinco mitos sobre el placer y la sexualidad femenina con los que se debe terminar

Las mejores prácticas de sexting (consejos y recomendaciones de seguridad)

Del autocuidado al placer: ‘squirting’ y eyaculación femenina

VIBEtv