Cinco mitos sobre el placer y la sexualidad femenina con los que se debe terminar

En torno a la sexualidad de la mujer se han arraigado varios mitos que es momento de eliminar.

1298
Imagen que representa la masturbación femenina
Foto: Pexels

En torno a la sexualidad de las mujeres se han creado mitos y se han dado por sentado ciertas prácticas, porque se sigue tornando como tabú que las mujeres disfruten del sexo, o porque el sistema patriarcal ha inculcado y creado su propia versión de una mujer “sexy” y siempre disponible para complacer.

En la actualidad, no podemos hablar de una consolidación plena de la libertad sexual ni reproductiva del sector femenino, sin embargo, sí se puede mencionar que con el pasar de los años cada vez son más quienes conocen su cuerpo, expresan que tienen deseos, y comunican a si mismas y a sus parejas que sí y que no les causa placer.

Estos son algunos mitos que se han adjudicado a la sexualidad de las mujeres con frecuencia, y que definitivamente no son acertados.

El orgasmo vaginal es el único que existe

Un orgasmo, según la definición de Planned Parenthood, es lo que ocurre cuando llegas a la parte más intensa de la excitación sexual.

Acorde con Maribel Casado, educadora sexual y coordinadora del Centro Juvenil de Orientación para la Salud (CEJOS) de la Universidad de Granada, citada por el medio Granada Hoy, el 80% de las mujeres no alcanzan el placer a través de la penetración.

Las mujeres, describe un artículo de Clue, pueden tener distintos tipos de orgasmos de acuerdo con el área que se estimule. Entre ellos, el orgasmo clitoriano, por la estimulación del clítoris; el ya conocido vaginal; así como también pueden tenerlo por la estimulación de los pezones, el ano, u otras áreas, pues, claro está, cada mujer es y siente placer con distintas prácticas.

Las mujeres no se masturban

Como cualquier ser humano, las mujeres disfrutan de su sexualidad a través del autoconocimiento, por lo que la masturbación, una práctica saludable y normal, es una práctica que llevan a cabo de manera común, y el hecho de creer que no lo hacen es solo otro prejuicio inculcado por el machismo acerca del papel pasivo de la mujer.

Según el estudio “Una mirada a la masturbación femenina” de la Revista de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, la masturbación ha sido catalogada como inaceptable e inmoral, tanto en hombres como en mujeres, sin embargo, en los primeros ha tenido mayor aceptación tanto social como moral.

“En el 2011, un estudio cubano encontró que la masturbación femenina tiene una incidencia elevada en el logro de la satisfacción sexual y está directamente relacionada con el nivel educativo, el estrato socioeconómico y la edad”, señala el artículo.

Son los hombres quienes piensan en sexo, las mujeres no

Seguramente más de una vez has escuchado que la iniciativa en el sexo la tienen los hombres o que son ellos quienes piensan en estas prácticas, mientras que las mujeres simplemente acceden.

Sin embargo, se trata de una falacia, pues al haber una diversidad inmensa de mujeres, también existe una gran diversidad en los modos en el que abordan el sexo, pudiendo haber mujeres muy sexuales, y otras que no lo son tanto.

Esta idea, viene más al juego porque históricamente se ha dado el papel pasivo a la mujer, colocándola como quien debe estar disponible, pero no como quien puede iniciar si lo desea con las prácticas sexuales.

El placer solo está en los genitales

Es algo falso, las zonas erógenas de una mujer son numerosas y dependiendo de cada una variadas, explica la iniciativa Canal Gaztea, que, además, enlista algunas de ellas como: la boca, los pezones, los muslos, el vientre, entre muchas otras.

A las mujeres el sexo oral no les gusta tanto

Esto depende de los gustos de cada mujer; no se puede generalizar que a ellas no les gusta sin siquiera preguntarlo.

Según datos de The National Survey of Sexual Health and Behaviour, citados por El Diario, “las mujeres tienen más posibilidades de tener el orgasmo cuando practican una variedad de actos sexuales y cuando el sexo oral o la penetración vaginal están incluidas”.

Es por ello que dar por hecho situaciones sin considerar que cada mujer es distinta y por ende tiene gustos diferentes, es una obra más de los estereotipos que se han adherido al sector femenino ante la cultura machista que impera, los cuales deberían desecharse tan pronto se detecten.

También te puede interesar:

Pansexual, asexual, queer: guía básica de orientaciones sexuales

Las mejores prácticas de sexting (consejos y recomendaciones de seguridad)

Del autocuidado al placer: ‘squirting’ y eyaculación femenina

‘Coronasutra’: manual de posturas sexuales para evitar el contagio de COVID-19

VIBEtv