¿Sabías que el 70% de los brotes epidémicos tienen su origen en la deforestación?

La deforestación de bosques y selvas deriva en una interacción mayor entre humanos, vida silvestre y ganado.

261
¿Sabías que el 70% de los brotes epidémicos tienen su origen en la deforestación?
Foto: Pixabay

En el marco del Día Internacional de los Bosques, que este 2021 tiene como tema la “Restauración forestal: un camino a la recuperación y el bienestar”, resulta relevante destacar la importancia de estos espacios, y el cómo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el deterioro de estos y de las selvas, está vinculado con los brotes epidémicos.

En entrevista para El País, María Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente del organismo internacional, destacó que virus como el VIH, el ébola y el mismo SARS, han pasado de animales a humanos, tras la destrucción de bosques y selvas tropicales.

“El 70% de los últimos brotes epidémicos que hemos sufrido tiene su origen en la deforestación y en esa ruptura violenta con los ecosistemas y sus especies”, abundó la médica, quien recordó que el virus del ébola saltó de los murciélagos frugívoros de las selvas de África a los humanos, e indicó que “la deforestación es una forma de tumbar esa barrera ambiental entre especies que nos protege de forma natural”.

De acuerdo con un informe de WWF, en las últimas décadas, el ser humano ha invadido más los espacios naturales lo que ha causado interacciones a “niveles crecientes” entre personas, ganado y la vida silvestre, lo que, por ende, ha provocado “nuevas enfermedades zoonóticas”, las cuales se originan en los animales y son transmitidas a los humanos.

“Estas nuevas enfermedades representan una grave amenaza para la salud humana, causando pandemias mortales como el VIH/SIDA, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) y, más recientemente, el COVID-19”, destaca el documento.

Por ello, la organización protectora del medio ambiente, indica que el riesgo de que surja una nueva enfermedad zoonótica en el futuro “es mayor que nunca”, y podría causar estragos graves no solo en la salud, sino también en lo económica y en la seguridad mundial, cosa que se ha podido vislumbrar con la pandemia de Covid-19.

“La crisis del COVID-19 demuestra que se deben hacer cambios sistémicos para abordar los promotores ambientales de las pandemias”, indica WWF, recomendando acciones como: la detención de la conversión, deforestación y la fragmentación de los ecosistemas naturales.


La Organización de las Naciones Unidas (ONU), destaca que, además, la pérdida y degradación de los bosques “generan grandes cantidades de gases que provocan el calentamiento del clima”, por lo que es necesario aplicar acciones de restauración y gestión para combatir las crisis que sufren estas áreas, con el fin de tener un “desarrollo sostenible”.

También te puede interesar:

Piden renuncia a dos funcionarios del C5 por error con alerta sísmica

Riesgo de reinfección de Covid-19 es de menos del 1% después de seis meses: estudio

¿Falla? ¿Simulacro? C5 explica qué pasó con la alerta sísmica este fin de semana

 

VIBEtv