España es el séptimo país en el mundo que legaliza la eutanasia

España se convierte en uno de los pocos países que permitirá a pacientes sin cura a morir y evitar el sufrimiento.

101
Cama vacía en un hospital
Foto: Pixabay

Finalmente el Parlamento español aprobó este jueves la ley en la que ya no se considera un delito penal la eutanasia y regula el derecho a la muerte y la asistencia médica del sistema nacional de salud.

Con ello, España se ha convertido en el séptimo país de todo el mundo en implementar de manera legal la eutanasia, posicionándose por detrás de Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Colombia, Canadá y Nueva Zelanda.

Las personas mayores de edad con enfermedades graves e incurables o enfermedades graves, crónicas e incapacitantes, aquellas que pueden afectar la autonomía y producir dolores físicos o psicológicos continuos e intolerables, pueden requerirlo.

Un “comité de garantía y evaluación” compuesto por personal médico, de enfermería y legal será en última instancia responsable de autorizar cada proceso de eutanasia, según dio a conocer la agencia internacional EFE. El solicitante debe confirmar la voluntad de avanzar varias veces y puede retirarse en cualquier momento.

Votación histórica

Después de enmiendas del Senado, el Congreso finalmente aprobó el proyecto de ley con 202 votos de 350 representantes, 141 votos en contra y 2 abstenciones.

La regla entrará en vigor dentro de tres meses, impulsada por el gobernante Partido Socialista, y apoyada por los restantes izquierdistas, como partidos liberales, partidos políticos nacionalistas e independientes, y con la oposición de conservadores y de extrema derecha.

Polémica decisión

Sin embargo, esta nueva ley se ha convertido en el tema central de disputas sociales y políticas, y existe un fuerte enfrentamiento dialéctico entre la izquierda y la derecha. Carolina Darias, la ministra de Sanidad dijo que España avanza en el “reconocimiento de los derechos”, así como una sociedad “más justa y decente”.

María Luisa Carcedo, exministra de Sanidad y diputada socialista, destacó y recordó a todos los que lucharon por aprobar esta ley, que le ha dado a la gente “libertad de decisión”.

Muy por el contrario, el diputado conservador, José Ignacio Echániz, (Partido Popular) se refirió a que “no hay necesidad social objetiva” y mencionó que comités de bioética han dicho que esta nueva ley abre una puerta a posibles “eutanasias no solicitadas” y España podría convertirse en un país turístico únicamente por regular el “derecho a la muerte”.

También te puede interesar:

FALSO: Ssa desmiente registro de vacuna para adultos de 50 a 59 años

Decomisan en Campeche hieleras con falsas vacunas Sputnik V

Reducirán suministro de agua en el Valle de México a partir de mayo

Fármaco contra lepra podría ser utilizado como tratamiento para Covid-19

VIBEtv