La selva del Amazonas está empeorando el calentamiento global, según estudio

El estudio analiza los datos existentes sobre las selvas tropicales y el cambio climático, y atribuye factores naturales y humanos al aumento de las emisiones de la selva tropical.

253
Selva del Amazonas
Foto: Pexels

En un primer estudio de este tipo, un grupo de científicos climáticos y la National Geographic Society se unieron para analizar la influencia de la selva del Amazonas en el clima global y el aumento de las temperaturas de la Tierra.

El estudio encontró que tanto los factores naturales como los causados ​​por el hombre han contribuido a un desequilibrio en la captación o absorción de carbono por la selva tropical, así como al aumento de las emisiones de otros gases de efecto invernadero.

Los investigadores, en el estudio publicado en la revista Frontiers in Forests and Global Change la semana pasada, concluyeron que el Amazonas ahora contribuye al aumento de las temperaturas debido al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero de sí misma.

En el estudio, los investigadores miraron más allá del dióxido de carbono y el ciclo del almacenamiento y la liberación de carbono, y se centraron en los procesos que producen otros gases de efecto invernadero, como el metano y el óxido nitroso, así como en otros procesos que alteran las temperaturas globales como la liberación de aerosoles, carbono negro y el albedo o reflectividad de la Tierra. También estudiaron el impacto de estos en los sistemas climáticos regionales y globales.

“Concluimos que el calentamiento actual de agentes que no son CO2 (dióxido de carbono) (especialmente metano [CH4] y óxido nitroso [N2O]) en la cuenca del Amazonas compensa en gran medida, y muy probablemente excede, el servicio climático proporcionado por la absorción atmosférica de CO2”. escribieron los investigadores en el artículo.

También afirmaron que la mayor parte de la actividad antropogénica aumenta el potencial de “forzamiento radiactivo” de la cuenca del Amazonas, lo que significa que ahora la región absorbe más luz solar que la que se refleja en el espacio, aumentando así las temperaturas.

Emisiones importantes

Cuando se trata del dióxido de carbono en sí, el estudio encontró que las principales causas de emisiones son el cambio de uso de la tierra y la degradación de los bosques. El cambio de uso de la tierra ocurre cuando las actividades humanas transforman el paisaje natural y cómo se ha utilizado la tierra generalmente para actividades económicas.

La sequía también ha sido un factor contribuyente. Las emisiones se producen no sólo por la respiración de las plantas, sino también por la mortalidad persistente y a largo plazo de los árboles, su proceso de descomposición, la degradación del suelo y los incendios.

Estudios recientes han sugerido que los bosques tropicales y subtropicales podrían estar liberando mucho más carbono del que almacenan. La emisión de carbono de la selva tropical y hacia los océanos por los cuerpos de agua es un contribuyente importante al transporte de carbono entre la tierra y el océano.

Los estudios han indicado que las selvas tropicales pueden liberar hasta 10 veces más metano que el resto del mundo cuando están anegadas o inundadas. El metano también se libera de la quema de biomasa y el uso de la tierra para la agricultura. El ganado también representa alrededor del 6% de las emisiones.

Los humedales secos, la quema de biomasa, los embalses hidroeléctricos y la madera en descomposición también son una fuente importante de óxido nitroso. La fertilización y la labranza en los procesos agrícolas también liberan una cantidad limitada de gas.

El aumento de la quema, la deforestación, la conversión de tierras agrícolas y la urbanización también elevan los niveles de ozono en la cuenca del Amazonas.

Efectos de la actividad humana

El aumento de la producción de soja es un gran catalizador de la deforestación en las partes meridionales del bosque. Desde entonces, también ha habido una intensa extracción de oro en las partes del norte.

De 2016 a 2018, la deforestación en Brasil experimentó un aumento del 60%, mientras que sólo en 2019 se registró un aumento del 30% con respecto al año anterior, pero alcanzó un máximo de 12 años en 2020.

“Desde 2017, los procesos que impulsan la deforestación en la región se consideran más dinámicos y especialmente sensibles a las decisiones políticas de los gobiernos regionales”, escribieron los autores.

También te puede interesar:

La NASA arroja casi tres toneladas de baterías viejas en el espacio

Nubes mammatus se arremolinan sobre Berlín, Alemania, tras una tormenta

¿Cuál es el riesgo de contagio de Covid-19 en playa?

Científicos pretenden enviar 6.7 millones de muestras de esperma y óvulos a la Luna

VIBEtv