¿Cuál es el riesgo de contagio de Covid-19 en escuelas con clases presenciales?

La reapertura de escuelas implicaría mayor movilidad y brotes de contagio de Covid-19, situaciones que deben monitorearse y contar con lineamientos para enfrentarlas.

484
Escuela con clases presenciales
Foto: EFE

Recientemente las escuelas particulares anunciaron que el próximo 1 de marzo regresarán a clases presenciales, ante los problemas económicos, emocionales y educativos derivados de la suspensión de actividades por la pandemia de Covid-19.

Pero ¿qué riesgo implicaría para alumnos, profesores y familias mexicanas el hecho de que los estudiantes regresen a las aulas para tomar clases presenciales en medio de la emergencia sanitaria por Covid-19?

El director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López, destacó que la apertura de escuelas podría implicar la aparición de brotes de Covid-19 en estos espacios, para lo que se debe tener lineamientos específicos de vigilancia para que cada entidad tenga un sistema que permita identificar los casos de manera temprana para el aislamiento.

Apuntó que el regreso a clases conlleva también más movilidad, la cual, sentenció, debe estarse monitoreando para identificar puntos que supongan cambiar las recomendaciones sanitarias para llevar a cabo las clases presenciales.

El especialista indicó que estos lineamientos todavía se trabajan en conjunto con las secretarías de Educación y de Salud para que se puedan reanudar las actividades educativas en los estados que estén en semáforo verde, por lo que, pidió “tanto a escuelas públicas como privadas esperar estas determinaciones, así como las indicaciones de la SEP”.

Los niños corren menos riesgo

De acuerdo con un artículo de The New England Journal of Medicine, la mayoría de los niños de 1 a 18 años presentan enfermedad leve o asintomática de Covid-19, por lo que se señala que son menos propensos a padecer consecuencias graves por la enfermedad.

Según este mismo documento, existe evidencia que sugiere que la probabilidad de infección aumenta con la edad, por lo que, los niños menores de 10 años parecen infectarse con menor frecuencia, aunque, se detalla, aún no existen pruebas suficientes para afirmar esto.

Además, otro punto a considerar es que el regreso a clases presenciales también implicaría mayor contacto entre adultos, tanto docentes, como padres de familia que llevan a los menores a las escuelas, lo que podría sumar, sin un seguimiento adecuado de contagios, a una nueva ola de infecciones, destaca la BBC.

También te puede interesar:

VIBEtv