Ella es Elizabeth Ann, la primera hurón de patas negras en ser clonada

Las células de Willa fueron congeladas, las cuales ayudaron para darle vida a Elizabeth Ann.

234
Elizabeth Ann, hurón clonada
Foto: EFE

Elizabeth Ann es una hurón de patas negras y se le ha considerado como la primera mamífero nativa de Norteamérica que fue creada gracias a la clonación por científicos, especialmente por ser una especie declarada en peligro de extinción en la actualidad.

La llegada de la bautizada Elizabeth Ann fue en el mes de diciembre de 2020, pero apenas fue presentada al mundo hace algunos días y su nacimiento ha sido gracias a las células congeladas de Willa, otra hurón de esta misma especie que vivió hace más de 30 años.

El Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (FWS por sus siglas en inglés) ubicado en Fort Collins, Colorado, están siendo los testigos del crecimiento que está teniendo la pequeña depredadora, la cual ha sido puesta en un centro de cría de hurones de patas negras.

Elizabeth Ann, el hurón clonado
Foto: EFE

Origen del hurón

Fue en el año 1988 cuando Willa murió, pero afortunadamente, por los inicios de la tecnología del ADN, lograron congelar sus restos, convirtiendo a Elizabeth Ann en una copia genética de la hurón de los ochenta.

La técnica de la clonación, sin duda, ha traído esperanza para ayudar a aquellas especies que se encuentran en peligro de extinción. El medio Diez recordó un evento similar que se dio con un caballo salvaje de Mongolia que fue clonado y su nacimiento se dio durante el verano pasado en el estado estadounidense de Texas.

Gracias a los avances tecnológicos, la clonación podría ser utilizada, incluso, en aquellas especies que ya se han declarado extintas, como la paloma migratoria.

Hasta 1981 se había creído que los hurones de patas negras estaban extintos, pero todo cambio cuando un perro de rancho, llamado Shep, llevó a uno de estos a su casa muerto; desde ese momento, la conservación de estos especímenes se les había considerado como un éxito.

Ante esto, los científicos juntaron a la población restante para iniciar con un programa de cría en cautiverio que liberó a miles de estos hurones en varios lugares al oeste de Estados Unidos, Canadá y México en la década de lo 90.

También te puede interesar:

Estos son los animales más susceptibles al COVID-19, según un estudio

¿Se puede frenar la extinción de especies animales?

Fotógrafo logra captar a pingüino amarillo en las islas Georgias del Sur

VIBEtv