Usar cubrebocas es no confiar en Dios: Obispo de Ciudad Victoria, Tamaulipas

El religioso asegura que no hay fe para confiar de que Dios pueda detener la pandemia.

541
Antonio González, Obispo de Ciudad Victoria
Foto: @RuidoEnLaRed / Twitter

Una de las cosas que han desatado la polémica en medio de esta pandemia provocada por el COVID-19, son las creencias religiosas que las personas tienen y las maneras no científicas con las que pueden “atacar” a la enfermedad. Un ejemplo es el del Obispo Antonio González Sánchez de Ciudad Victoria, quien durante la eucaristía dijo que usar cubrebocas es señal de “no confiar en Dios”.

El evento se realizó en la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús en Tamaulipas, México. Durante el sermón, el párroco habló sobre la situación médica de emergencia y la importancia de la religión para apoyar el confinamiento y el aislamiento social, de acuerdo con Infobae.

“Vamos a pedirle a Dios que esto ya pase, deseo fuertemente pronto poder verlos a ustedes sin esa cosa que traen en su cara, lo deseo fuertemente. Yo sé que eso es necesario, lo sé, pero perdónenme lo que voy a decir. Si dice el dicho, ‘Ayúdate que yo te ayudaré’ y me queda muy claro, pero para mí, a nivel personal, el famoso cubrebocas es no confiar en Dios”, dijo durante la misa a los feligreses.

Según el Obispo de Tamaulipas, decidió abrir su corazón y contar las razones por las que no usa una mascarilla para protegerse del virus, y es que lo hace porque confía fielmente en Dios, a pesar de estar consciente de que puede correr el riesgo de enfermarse.

Añadió que anda así porque confía mucho en Dios. No es un asunto de presunción, simplemente se trata de la gracia del altísimo, como él lo llamó. No obstante, pese a sus creencias, aseguró que no es quién para decirle a los demás que no usen cubrebocas.

“No nada más en misa, también en la oración personal, en la oración de familia hay que pedirle a Dios, Jesús dice en una parte del Evangelio dice ‘pidan y se les dará’, tal vez mis hermanos nos están haciendo falta pedir con fe. Les pregunto ¿Le estamos pidiendo a Dios con fe que esta pandemia pase? ¿Nos hemos arrodillado? No en la cama, ni sentado en un sofá, no, de rodillas en tu casa y en cuanto puedas aquí en Jesús Sacramentado”, finalizó el Obispo.

También te puede interesar:

“Llegó tarde el personal”: López-Gatell reconoce retrasos en primera jornada de vacunación a adultos mayores

CDMX reporta casi 19 mil personas vacunadas en primera jornada de vacunación

Contagios a nivel global se redujeron 50% en cinco semanas, revela OMS

Nuevo cargamento de Pfizer llega mañana, informa Hacienda

VIBEtv