Australia prepara sacrificio de gatos para proteger fauna salvaje

La presencia de los gatos en Australia amenaza con la extinción de la fauna; sin embargo, consideran polémica la extrema decisión del país.

26
Gato salvaje
Foto: Pexels

Australia es uno de los lugares que contiene una de las faunas más salvajes del mundo, de hecho, en distintas ocasiones se ha mencionado que en dicho país es posible que te encuentres con cualquier especie, incluso las que nunca habías visto. Sin embargo, algunas de estas se encuentran en peligro de extinción, ya sea por el cambio climático, incendios forestales, y también, la introducción de especies invasoras como los gatos.

Para entrar un poco en contexto, es necesario mencionar que estos pequeños felinos llegaron a Australia en 1788 al lado de los primeros navíos ingleses que arribaron en Sydney con la intención de colonizar. Este proceso continuó durante mucho tiempo, desde ese momento comenzaron a multiplicarse por la zona, pero actualmente ha puesto en la cuerda floja a la vida salvaje australiana.

En dicha región los gatos no son tan populares como mascotas, como lo vendría siendo en otros países tal como el nuestro. No obstante, se tiene cierta tolerancia y aquellos que han decidido tener un minino en su hogar, deben de cumplir con las normas de que éste sea rastreado con microchip, esté castrado y solamente se quede dentro de su hogar, evitando que salga para comenzar una caza exterior.

Pero, todo parece indicar que el problema radica en los 20 millones de gatos callejeros, los cuales se han estado expandiendo por los ecosistemas de Australia, mencionó National Geographic.

Por otro lado, Wildlife Research realizó un estudio en el que se estima que estos gatos ferales son la razón de las muertes de un millón de reptiles diarios, incluso sus habilidades le permiten cazar aves y pequeños mamíferos.

Desde el 2015, las autoridades australianas iniciaron una campaña para financiar a cazadores con el objetivo de sacrificar a un total de dos millones de gatos. De acuerdo con The Guardian, se logró inmolar a 844 mil gatos callejeros entre el 2015 y 2018.

A finales del 2019 aumentó con la producción de salchichas envenenadas y la instalación de vallas que cubrieron alrededor de 44 kilómetros, entre los que se encontraban santuarios de vida silvestre, pero los esfuerzos no han obtenido el resultado deseado.

Estimaciones anteriores afirmaban que los gatos ferales fueron responsables de la muerte de 2 mil millones de animales, lo que está relacionado con la extinción de 25 mamíferos y el riesgo de al menos otras 124 especies australianas.

Ante esta crisis, el gobierno de Australia se encuentra creando una nueva estrategia para reducir la población de esta especie, una medida que ha indignado a miles de personas, especialmente las que consideran a estos felinos como parte de su familia, pues la única solución que han pensado, es el sacrificio de millones de gatos para conservar su ecosistema.

También te puede interesar:

Las mujeres sí eran cazadoras de animales grandes en la prehistoria

Estos son los animales más susceptibles al COVID-19, según un estudio

VIBEtv