Home office: 5 puntos clave de la nueva ley que regula el trabajo en casa

El pasado lunes se presentó la reforma sobre el home office en nuestro país.

84
Una persona haciendo home office
Foto: Pexels

La nueva reforma sobre telégrafo o mejor conocido como home office se publicó este lunes 11 de enero en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y entró en vigor a partir del primer minuto de este martes.

Esta reforma significará cambios a la Ley Federal del Trabajo, sin embargo, la ley no se aplicará hasta 18 meses después (el Gobierno Federal debe establecer una Norma Oficial Mexicana que haga cumplir las nuevas obligaciones), de acuerdo con NRT México.

No obstante, la llegada de la pandemia ha hecho que patrones de empresas consideren la idea de continuar las labores desde casa, por lo que también te dejaremos 5 puntos importantes que debes de tener presente de esta nueva reforma.

Definición de home office

Debe entenderse que esta actividad se realiza cuando una persona se encuentra laborando en un lugar de trabajo u otro lugar distinto a las instalaciones de la empresa.

Asimismo, las actividades que utilizan las nuevas tecnologías y la comunicación en este caso se considerarán como home office o trabajo desde casa.

Costos procedentes del home office

Se ha determinado que el empleador debe asumir estos costos, es decir, debido a que ahora está trabajando desde casa, su patrón debe pagar un cierto porcentaje de las facturas de luz y servicios de telecomunicaciones (Internet).

Equipos tecnológicos de trabajo

La reforma muestra que las empresas son las encargadas de instalar y mantener los equipos entregados a los empleados para que puedan trabajar desde casa.

Tengan en cuenta que los cambios al artículo 311 y la adición del artículo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo también indican que los empleados deben conservar y mantener dicho equipo, como computadoras o teléfonos móviles.

Derecho a desconectarse

También se especifica en la reforma que existe el derecho a la desconexión; esto quiere decir que los trabajadores no quieran participar en las comunicaciones electrónicas relacionadas al trabajo. Por ejemplo: correos electrónicos, llamadas telefónicas o mensajes vía WhatsApp, que se lleguen a realizar fuera del horario laboral.

Datos personales

En este punto se estipula que los empleadores deben conservar los datos personales y los derechos de privacidad de los empleados, y que no pueden ofrecer a sus trabajadores salarios menores a quienes realicen home office que los que realizan sus labores de forma presencial con funciones similares.

También te puede interesar:

1 de cada 10 personas hacen home office desnudos, según encuesta

5 consejos para que no te vuelva loco el home office

¿Cómo hacer las paces con el estrés durante la pandemia?

Estos son los dolores del Home Office y cómo aliviarlos

VIBEtv