FES Iztacala retira a pasantes de Hospital de Ecatepec tras muerte de estudiante por COVID-19

Las autoridades universitarias condenaron el hecho.

79
Alejandro López Rivas
Foto: @sherinastrong / Twitter

La Facultad de Estudios Superiores de Iztacala (FES Iztacala) informó que decidió retirar a todo su equipo de médicos internos pasantes del Hospital General de Ecatepec tras la muerte de uno de sus estudiantes, Alejandro López Rivas.

A través de un comunicado de prensa, la FES Iztacala se pronunció sobre el caso del médico interno Jorge Alejandro López Rivas quien murió el pasado 4 de enero por COVID-19 y cuya muerte se adjudica a la falta de equipo de protección médico.

Al respecto, la FES Iztacala aseguró que escuchó las inquietudes de sus estudiantes y decidió retirar “en su totalidad al equipo de Médicos Internos Pasantes de Pregrado de nuestra Facultad asignados a dicha dependencia”-

“También he girado instrucciones específicas para que, nuevamente, se lleven a cabo revisiones a las distintas sedes hospitalarias en donde nuestras y nuestros alumnos no laboran, para que, en las que no puedan proporcionar condiciones óptimas para el desarrollo de sus actividades, se retiren de inmediato”, declaró en el comunicado la doctora María del Coro Arizmendi Arriaga, director de la FES Iztacala.

De acuerdo con la denuncia que hicieron pública varios médicos internos de FES Iztacala, las autoridades del Hospital General de Ecatepec asignaron a su compañero a trabajar en área COVID-19 sin la protección necesaria.

Según los estudiantes de la UNAM, Alejandro López Rivas fue asignado a guardias cuando comenzó a presentar síntomas de COVID-19 el 12 de diciembre. Para el 15, solicitó un estudio pues continuaba con los síntomas a lo que sus superiores le respondieron que “no se veía tan mal”.

Ya para el 18 de diciembre, los síntomas de Alejandro López Rivas empeoraron y se le práctico una prueba de PCR que, según el Instituto de Salud del Estado de México, salió negativa, aunque la Secretaría de Salud estatal afirma que sí salió positiva.

Para el 21 de diciembre, la saturación de oxígeno del médico interno comenzó a marcar 79% y para el 4 de enero ya estaba en 69%. Ese mismo día, Alejandro López Rivas fue llevado de emergencia al hospital donde murió tras 40 minutos de intentar resucitarlo.

Versiones diferentes

De acuerdo con el reporte de Animal Político, el ISEM negó haber asignado al joven al área COVID-19 y aseguró que ninguno de los estudiantes está asignado a esta área por protocolo de seguridad. Asimismo, aseveró que la prueba PCR que se le realizó salió negativa.

Sin embargo, en un comunicado, la Secretaría de Salud del Estado de México dio una versión completamente distinta y afirmó que la prueba PCR de Alejandro López Ramírez si dio positivo a COVID-19.

También te puede interesar:

Investigan muerte de médico en Miami semanas después de recibir la vacuna de Pfizer

China negó supuesto bloqueo a investigadores de la OMS

Detienen a enfermero que descongeló 500 vacunas de Moderna en Wisconsin

VIBEtv