Reino Unido decreta nuevo confinamiento para evitar colapso hospitalario

El primer ministro llamo a quedarse en casa y sólo realizar actividades esenciales.

203
Boris Johnson, ministro de Reino Unido
Foto: EFE

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ordenó este lunes un tercer confinamiento general con duración a mediados de febrero, al margen del incremento de casos registrado en las últimas semanas.

El ministro británico reconoció que la nueva cepa de coronavirus detectada en el sur de Londres está provocando un aumento considerable en los casos nuevos de COVID-19 al grado que superaron en un 40% el número de contagios alcanzados en el punto más crítico de la primera ola de contagios.

Johnson afirmó que si Reino Unido no toma medidas adicionales –como el nuevo confinamiento- en tres semanas el sistema hospitalario podría verse rebasado por la cantidad de pacientes que necesitan ser intubados.

“Sin nuevas medidas, hay un riesgo material de que en varias áreas el Servicio Nacional de Salud se vea desbordado en los próximos 21 días. Los casos están aumentando casi en todas partes, en gran parte del país impulsados por la nueva variante más transmisible del virus”, declaró el mandatario británico, según EFE.

Preocupa nueva cepa

El minsitro de Reino Unido explicó que la nueva cepa de coronavirus se extiende “de manera frustrante y alarmante” y sería responsable de las cifras tan altas que reporta Reino Unido desde hace al menos cuatro semanas.

De acuerdo con las estimaciones del gobierno británico, la nueva variante de COVID-19 es entre un 50 y un 70% más contagiosa que la antes conocida, lo que ya dejó como consecuencia un porcentaje más alto de contagios que en el pico de la tercera ola.

“Los hospitales están bajo más presión que en ningún momento desde el comienzo de la pandemia”, declaró Boris Johnson.

Confinamiento hasta febrero

De acuerdo con las declaraciones de Boris Johnson, el nuevo confinamiento general iniciará a partir de mañana y concluirá hasta mediados de febrero, “si no cambia nuestro conocimiento del virus, si la vacunación sigue siendo exitosa, si las muertes empiezan a bajar y si todo el mundo juega su papel cumpliendo las reglas”.

Entre las restricciones está la suspensión de clases presenciales en todos los niveles (se mantendrán abiertas guarderías) y sólo se permitirán actividades relacionadas con compras de víveres y medicamentos.

Las autoridades británicas hicieron un llamado a respetar las medidas, quedarse en casa y sólo salir para reabastecerse, emergencias y salidas para escapar de situaciones de violencia doméstica.

Aunque la suspensión de clases presenciales en Reino Unido inicia este martes, será hasta el miércoles cuando el Parlamento vote para aprobar las nuevas medidas restrictivas.

También te puede interesar:

Brian Pinker es el primero en recibir la vacuna de AstraZeneca en Reino Unido

Reino Unido aprueba el uso de la vacuna de AstraZeneca y Oxford

VIBEtv