¿Cuáles son los síntomas de la disnea por COVID-19 y cuál es el tratamiento?

Los casos de disnea por COVID-19 han aumentado, para contrarrestar la sensación de quedarte sin aire es necesario utilizar tanques de oxígeno.

374
Tanque de oxígeno para disnea
Foto: Pixabay / Tanque de oxígeno para disnea por COVID-19.

La disnea por COVID-19 es el peor pronóstico provocado por el nuevo virus, ya que además de los otros síntomas este mismo se relaciona con la pérdida del olfato y del gusto.

La disnea podría traducirse como no poder respirar suficiente aire, y esta dificultad para respirar estaba asociada antes a enfermedades cardíacas o pulmonares, sin embargo, los pacientes de COVID-19 han referido sentir constantemente este síntoma después de haber contraído el virus.

Los síntomas de la disnea por covid-19

  • Primero es posible que tengas la sensación que no estás recibiendo suficiente aire en los pulmones. Pero esta no es una sensación aislada se siente todo el tiempo.
  • En los casos graves se siente como asfixia.
  • Los episodios de disnea también pueden provocar una presión en el pecho.
  • Es la sensación natural cuando se nada o se corre y no se puede recuperar inmediatamente el aliento, sin embargo, la disnea por COVID-19 surge sin la necesidad de hacer ejercicio.

Acude al hospital en el caso de tener síntomas de disnea

Si has dado positivo al virus del coronavirus y sigues en casa aislado pero presentas estos síntomas es recomendable acudir al hospital.

Ya que si no se obtiene el tratamiento necesario para contrarrestar estos síntomas y la condición a la que lleva el cuerpo el COVID-19 las posibilidades de morir aumentan significativamente.

Ya que estés en el hospital es posible que los doctores que te atiendan practiquen estudios para conocer la gravedad de la disnea en tu cuerpo, las partes a examinar son: un examen físico completo, los pulmones, el corazón y las vías respiratorias.

Deberán también practicar pruebas de sangre, la medición de la saturación del oxígeno en la misma, ecocardiografía, radiografía del tórax, pruebas de la función pulmonar, prueba de esfuerzo o tomografía de tórax, son algunos de los estudios que se hacen con los pacientes que padecen esta condición de disnea y complicación del COVID-19.

¿Cómo se controla la disnea?

A pesar de que la disnea por COVID-19 se debe controlar mediante un tratamiento especializado preferentemente de un neumólogo, es posible que necesites oxígeno suplementario de un tanque portátil para evitar que te sientas sin oxígeno en el cuerpo todo el tiempo.

Además de este artefacto es posible que necesites una rehabilitación pulmonar, existen ejercicios para recuperar el aliento además de técnicas de respiración que te ayudarán a rehabilitarte después de haber tenido disnea por COVID-19.

Aunque virus del COVID-19 es la principal causa de la disnea en los pacientes, también existen otros factores que la provocan como son: la contaminación en el aire, respirar productos químicos además del exceso de peso y la insuficiencia cardíaca.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Máxima alerta roja por COVID-19 en la Ciudad de México

¿Y los niños? La Navidad no se cancela, solo se adapta al COVID-19

“Enfermería invencible”, documental sobre la lucha contra la COVID-19

Anticuerpos en pacientes recuperados de COVID-19 duran hasta seis meses: estudio

VIBEtv