Piden renovar métodos anticonceptivos para mujeres

Los cambios de humor, así como irregularidades en los ciclos pueden ser algunas consecuencias de lo obsoleto que podría ser México.

87
anticonceptivos2
foto: Pixabay

Al menos 171 millones de mujeres no utilizan métodos anticonceptivos; pero buscan evitar un embarazo, por lo que mediante una publicación en la revista Nature especialistas urgieron nuevas formas de contracepción más eficaces y accesibles para toda la población, pues su desarrollo está estancado desde hace décadas, refirieron.

“Para muchas mujeres en todo el mundo, la anticoncepción ha sido difícil de obtener o pagar, incluso antes de la pandemia de Covid-19”, apuntaron en la publicación.

Esta situación ha tenido como consecuencia que el 40% de los embarazos involuntarios a nivel mundial, de los cuales cerca de la mitad terminan en abortos inducidos. Esto puede ocurrir porque no se utilizaron anticonceptivos durante las relaciones sexuales, el método falló o simplemente porque su uso fue incorrecto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Guía para erradicar los micromachismos

Los expertos, basados en estimaciones oficiales, aseguraron que muchas mujeres y hombres catalogan de “ineficientes” los anticonceptivos disponibles hasta el momento. En el caso de los condones masculinos se registró que, en los primeros años de actividad sexual, se presentaron fallas de hasta del 13 por ciento en su uso.

Algunas de las afectaciones que se presentan en el cuerpo de las mujeres al utilizar métodos anticonceptivos con activos como hormonas provocan sangrado menstrual irregular o impredecible, al igual que el dolor de cabeza, acné y el aumento de peso. Por mencionar algunos.

Sin embargo pueden evolucionar a cambios de humor mucho más graves en los cambios en los procesos de un cuerpo sano como es la depresión. Una encuesta realizada a más de 100 mil mujeres, en 200 países, sugirió que los efectos secundarios, producidos por el uso de diferentes métodos que previenen el embarazo, provocó que las participantes renunciaran a utilizarlos.

Las encuestadas argumentaron que experimentaron, principalmente, cambios de humor, acné, aumento de peso de entre dos a cinco kilos, pérdida de cabello y disminución del deseo sexual.

Con información de El Universal

VIBEtv