3 plantas tradicionales que podrían servir como tratamientos médicos

Las plantas tradicionales como la ayahuasca o el peyote podrían ser los aliados de la medicina que busca curar los transtornos mentales con sus componentes naturales.

221
Plantas tradicionales
Foto: Instagram @portalxamanico

La medicina con plantas tradicionales podría tener entre sus aliados activos que se han encasillado como de uso lúdico, sin embargo el conocimiento y la capacidad de curación que tienen podrían ser un tratamiento para distintos padecimientos en el terreno neuronal, te hacemos un resumen de sus beneficios en la medicina natural.

Plantas tradicionales: Ayahuasca

Ayahuasca es una bebida tradicional indígena​ usada en Sudamérica por muchos pueblos amazónicos como Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, y por algunos pueblos en la Orinoquía de Colombia y Venezuela.​ La bebida tiene una larga historia de uso dentro de la medicina tradicional.

Te puede interesar: Ayahuasca, el té amazónico que podría curar trastornos psiquiátricos

Se trata de una planta que tiene un serio efecto sobre el córtex cerebral una de estas plantas tradicionales se usaba como sacramento. Posteriormente tuvo un enfoque medicinal, pues altera la consciencia durante unas seis horas, con unos primeros efectos a la media hora y un pico a las dos. Alguno de sus efectos son la hiperactividad y efectos cardiovasculares, aumentando la frecuencia cardíaca y la tensión arterial.

Se ha utilizado en un primer ensayo clínico de la ayahuasca para el tratamiento de la depresión ha visto que es capaz de mejorar rápidamente el estado de ánimo de personas con depresión refractaria.

Plantas tradicionales: Peyote

El peyote mitiga los dolores y cura la artritis, los trastornos intestinales, la diabetes, la fiebre, la gripe, el dolor de cabeza, la insolación, la tuberculosis y muchas otras dolencias. También se usa como antídoto en intoxicaciones de un tipo de estramonio y como apoyo en terapias contra el alcoholismo.

Su uso medicinal además de los ceremonias rituales en el desierto mexicano también se empezó a desarrollar por el doctor Louis Lewin fue el primero extraer el peyote de América a Europa e investigar sus propiedades. En 1888 descubrió la existencia de alcaloides en el peyote.

A partir de entonces, la medicina, especialmente la psicoterapia y el psicoanálisis, empezaron a interesarse por la mescalina, que el científico Arthur Heffter había conseguido aislar en 1896 de un cactus del peyote.

También te puede interesar: 5 mitos de la marihuana que dejó la prohibición

Con la terapia contra la adicción al alcohol, denominada Psychedelic Therapy y utilizada en el hospital canadiense Hollywood en la década de 1950, se desarrolló una nueva forma de tratamiento psicoterapéutico y psiquiátrico. Se basaba en las experiencias con mescalina de peyote, pero también con psilocibina y LSD.

Plantas tradicionales: Psilocibina

El ingrediente activo en los hongos alucinógenos se llama psilocibina y un nuevo estudio británico sugiere que podría usarse de manera segura para tratar la depresión cuando otras drogas han fallado, ofreciendo esperanza a millones de pacientes en todo el mundo.

El estudio, realizado por King’s College London y la compañía de salud mental Compass Pathways, administró psilocibina a 89 voluntarios adultos sanos.

“Los resultados del estudio son clínicamente tranquilizadores y respaldan un mayor desarrollo de la psilocibina como tratamiento para pacientes con problemas de salud mental que no han mejorado con la terapia convencional, como la depresión resistente al tratamiento“, dijo James Rucker, uno de los investigadores principales del King’s College London, en un comunicado de prensa.

VIBEtv