La alimentación en los primeros 1000 días de vida es crucial

La leche materna contiene probióticos, como L.Reuteri y Oligosacáridos, su tercer componente más abundante, que juntos favorecen las funciones del intestino y el desarrollo de una microbiota intestinal saludable.

36
La alimentación en los primeros 1000 días de vida es crucial
Foto: Pixabay

La alimentación de los bebés en las primeras etapas de vida es fundamental, el 82% de los niños presentan al menos un Trastorno Gastrointestinal Funcional, como: cólico, reflujo, estreñimiento, entre otros malestares estomacales.

Los anteriores aunque son padecimientos esperados para esa edad, existen alternativas nutrimentales importantes para disminuirlos y en lo posible, evitarlos; en donde la leche materna juega un rol preponderante en el Bienestar Digestivo durante los primeros 1000 días de vida de los niños.

La leche materna tiene múltiples beneficios, incluida la protección contra infecciones gastrointestinales y respiratorias, así como la construcción del sistema inmune y, siendo un factor protector contra la obesidad en la etapa adulta.

A través del Centro de Investigación Nestlé, y sus más de 20 centros de investigación y 500 investigadores, han innovado nutrimentos y componentes bioactivos que, además de nutrir, tienen funciones adicionales; así, se han adicionado cepas específicas de probióticos como L.Reuteri, Oligosacáridos de la leche humana (HM-O por sus siglas en inglés) y proteínas optimizadas, que en conjunto cuidan el Bienestar Digestivo en los primeros 1000 días de vida de los bebés.

Entre los beneficios que aporta L.Reuteri, figuran la disminución del dolor y distensión abdominal, las horas de llanto por cólico, este compuesto también acelera el vaciado gástrico, e incrementa motilidad intestinal para evacuaciones regulares y disminuir los episodios de regurgitación.

En la nutrición materna e infantil, se incluye la forma en que la leche materna y las dietas de las madres afectan la salud de su bebé.

Para un bebé, la leche materna es lo mejor. Contiene todas las vitaminas y minerales que necesitan. Las fórmulas para lactantes también son una opción para aquellos bebés cuyas mamás no pueden o deciden no amamantar.

Los bebés comienzan a comer comida sólida cerca de los 6 meses de edad. Pregunta al pediatra cuál es el mejor momento para que su bebé comience con esta dieta. Si empieza dándole un alimento a la vez, usted podrá identificar a cuáles su bebé podría ser alérgico y otros cuidados sobre el balance de la comida que se le está dando al bebé.

VIBEtv