¿Cómo hacer las paces con el estrés durante la pandemia?

El estrés es una herramienta de supervivencia para los seres humanos. Hazlo tu aliado, no tu enemigo.

64
¿Cómo hacer las paces con el estrés durante la pandemia?
Neosiam en Pexels

¿Cuánto estrés has vivido este año? ¿Lo vives día con día? ¿Y si de una vez por todas haces las paces con él? A casi nueve meses de aquel 28 de febrero, cuando se dio a conocer en México el primer caso de COVID-19:

“Sería importante revisar cómo va nuestro estrés para reconocerlo, identificar causas y efectos, pero sobre todo para tomar acciones que favorezcan el cuidado de la salud personal, familiar y comunitaria”, recomienda Claudia Celis Toussaint, especialista en Educación Socioemocional de la IBERO.

Las hormonas del estrés

De acuerdo con la especialista, el estrés es una herramienta de supervivencia para los seres humanos. Ante situaciones de peligro, asegura, nos permite luchar, huir o quedarnos inmóviles, dependiendo de lo que nos dé mayores posibilidades de salir bien librados de esa situación.

Al mismo tiempo, este estado de ánimo genera respuestas físicas en el organismo derivadas de la segregación de cortisol y adrenalina (conocidas como las hormonas del estrés).

Se acelera el ritmo cardíaco, se activa el sentido de alerta, se enfoca la visión hacia el peligro (se suspende la visión periférica), aumenta la tolerancia al dolor y se segrega glucosa a la sangre”, explica Celis Toussaint.

Te puede interesar: Tips para lidiar con el insomnio y el estrés de la pandemia

¿El estrés puede ser nuestro aliado?

Para tener más posibilidades de sobrevivir a estas situaciones de estrés, advierte la especialista, nuestro cuerpo pone en pausa algunas funciones vitales que requieren mucha energía: la digestión, las defensas (sistema inmune) y la regeneración celular.

“Como vemos, ante situaciones de peligro, el estrés resulta ser nuestro aliado. El problema es cuando este estrés se vive como una situación cotidiana y se vuelve crónico. Entonces deja de ser nuestro aliado para convertirse en un problema de salud”.

Tres pasos mejorar el manejo del estrés cotidiano

Primer paso

Reconocer qué te está generando angustia o ansiedad. El origen del estrés proviene de dos fuentes: de la propia persona (tener pensamientos recurrentes sobre asuntos del pasado, preocupaciones sobre el futuro, guardar o reprimir emociones) o del entorno (situación económica, confinamiento, relaciones familiares, pérdida del empleo o problemas para pagar deudas).

Segundo paso

Identificar si son situaciones que se pueden modificar (problemas de salud, falta de ejercicio, falta, falta de tiempo y espacio para hacer actividades que te gustan o ansiedad, depresión e insomnio), o si son situaciones que se deben aceptar (la pandemia, el confinamiento, la reducción del tiempo para estar con nuestros seres queridos o los cuidados para evitar contagios).

Tercer paso

Debido a la continuidad de la pandemia, Celis Toussaint recomienda tomar acciones para cambiar aquello que sientas que puedes modificar y también para atender aquellas situaciones que reconozcas que en este momento no se pueden resolver por sí mismas.

8 recomendaciones para aligerar el estrés

Celis Toussaint, también licenciada en Pedagogía por la Universidad Intercontinental y maestra en Tecnología Educativa por el Tecnológico de Monterrey, aconseja lo siguiente dependiendo de tus gustos, intereses, disponibilidad de tiempo y espacio:

  1. Meditación. Aquellas que ofrecen instituciones o que puedes escuchar en podcasts o encontrar en Youtube.
  2. Atención a la respiración. Te recomendamos el uso de la app Atentamente, de descarga gratuita y con un programa de avance gradual para utilizar esta reconocida técnica del estrés.
  3. Mindfulness. También conocida como ‘atención o conciencia plena’. Existen diversas herramientas en la red para guiar la práctica de esta técnica para la paz emocional.
  4. Ejercicio físico. Haz 30 minutos de ejercicio diario. Puedes buscar clases en línea gratuitas o con costo moderado para practicar yoga, tai chi o pilates.
  5. Pasatiempos. Destina una parte de tu día a las actividades que más disfrutas hacer y que puedes practicar en familia, como lectura, cocina, jardinería, mascotas o ver películas.
  6. Visión positiva. Haz un recuento de las cosas que sí tienes, las personas con las que sí cuentas y de tus recursos disponibles. Evita enfocarte en lo que no tienes, lo que has perdido, lo que te causa angustia, y lo que en este momento no puedes resolver.
  7. Apoya a personas o asociaciones que lo requieren. Existen personas y grupos que requieren del apoyo de otros para subsistir en la situación que estamos viviendo.
  8. No veas noticias negativas. Aunque es importante mantenerte informado, es necesario que disminuyas la exposición a este tipo de información si te genera un estrés cotidiano.

Te puede interesar: ¿Tienes fatiga pandémica? Te decimos cómo lidiar con ella

 

VIBEtv