¿Qué son los bioactivos y por qué es importante consumirlos?

Comer frutas, hortalizas y otros alimentos ricos en bioactivos es fundamental para prevenir algunas de las enfermedades más graves, como el cáncer o los infartos

50
Verduras
Foto: Pixabay

Los bioactivos desempeñan un importante papel en la prevención de problemas de salud y padecimientos como diferentes tipos de cáncer, diabetes, osteoporosis, infarto cerebral, enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, inflamatorios, oculares, entre otros padecimientos.

El funcionamiento de estos componentes funciona a partir de su acción antioxidante, modulación de la expresión genética, destoxificación de cancerígenos, protección de ADN, modificación de comunicación celular, efecto antinflamatorio, actividad microbiana, entre otros.

Los bioactivos son componentes de los alimentos involucradas en la actividad celular y en mecanismos fisiológicos y se encuentran principalmente en alimentos de origen vegetal. Se pueden encontrar también en alimentos de origen animal como el pescado, el huevo y la carne de rumiantes, aunque los vegetales aportan dosis más variadas y bastas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Cruceros seguirán suspendidos por Covid

Los bioactivos se clasifican en terpenoides (carotenoides y fitoesteroles), compuestos fenólicos (alcoholes y ácidos fenólicos simples), y polifenoles y azufrados. Los primeros se pueden encontrar en hortalizas y frutas de color naranja (zanahoria, mango, melón, melocotón; verduras de hoja verde oscuro, tomates, sandía, aceites vegetales, entre otros).

Los compuestos fenólicos se encuentran principalmente en frutas como la manzana, cerezas y cítricos. Aunque también se encuentran en el té, vino tino, ajo y en hierbas aromáticas. Por último los compuestos azufrados se encuentran en la cebolla, coliflor, repollo, coles y el ajo.

Sin embargo, para beneficiarse de los componentes bioactivos presente en los alimentos, no basta con consumir los alimentos que los contienen, pues es algunos casos necesario que pasen por diversos procesos en la cocina para que estos sean absorbidos, metabolizados y usados por el cuerpo (que exista biodisponibilidad de dichos componentes).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Hay proyectos para cultivar y hacer colonias en la Luna

Por ejemplo, los flavonoides tienen una gran biodisponibilidad en su forma natural porque pueden ser metabolizados por la flora intestinal. Por otra parte, los carotenoides son aprovechados de mejor manera cuando existe un tratamiento culinario, troceado y adición de grasas o aceite. Para garantizar la biodisponibilidad de los glucosinatos también es importante cuidar el tratamiento culinario, porque el calor prolongado puede destruir la enzima y alterar los procesos necesarios para beneficiar al organismo.

VIBEtv