Científicos crean reloj epigenético que predice evolución del cáncer

El estudio se aplicó a más de 2 mil pacientes con diferentes tipos de leucemias y linfomas

223
reloj epigenético
Pete Linforth/Pixabay

Encabezados por español Iñaki Martín-Subero, del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) del Hospital Clínic de Barcelona, un grupo de investigadores internacionales desarrollaron un reloj epigenético que permite conocer cuánto se han multiplicado las células tumorales en el pasado, para poder predecir su crecimiento a futuro.

Asimismo, el reloj epigenético brinda la oportunidad de conocer la evolución clínica de los pacientes, un avance considerable, porque al recabar toda esta información, los científicos pueden establecer estrategias de tratamiento más acorde con el riesgo biológico del tumor.

Pero, ¿cómo llegaron a crear este reloj epigenético? Curiosamente su investigación está basada en un principio inscrito en la entrada del Templo de Apolo en Delfos en la antigua Grecia, dirigido a los visitantes que acudían a consultar el oráculo.

Te puede interesar: Identifican células de cáncer que evaden la respuesta del sistema inmune

A través de estas palabras se invitaba a las personas a cuestionarse sobre su pasado, antes de poder predecir su futuro y vaya que la reflexión impulsó al equipo del IDIBAPS-Hospital Clínic de Barcelona, para aplicarla en su estudio sobre el cáncer, al preguntarse si la historia pasada del crecimiento del tumor podría predecir su crecimiento futuro y, por lo tanto, el comportamiento clínico de los pacientes.

El reloj epigenético un gran avance científico

Los investigadores explican que los recientes estudios científicos revelan que la epigenética, además de ser la ciencia que estudia los interruptores que activan o silencian los genes, también tiene una función de memoria celular.

“Se podría decir que el genoma, que es la enciclopedia de la vida presente en cada célula, está formado por dos tipos de libros, el libro abierto que contiene los genes activos, y el libro cerrado que contiene los genes que permanecen silenciados.

“Hemos observado que los cambios epigenéticos que tienen lugar en el libro cerrado del genoma guardan una memoria oculta del crecimiento celular pasado”, asegura el coordinador del estudio Martín-Subero.

Te puede interesar: ¿Conoces el programa de Cáncer de Mama de la UNAM?

Para el desarrollo del reloj epigenético se contó con la colaboración de 32 investigadores de 16 instituciones y seis países diferentes, quienes estudiaron a detalle las alteraciones epigenéticas en más de 2 mil pacientes con diferentes tipos de leucemias y linfomas.

Es así como descubrieron que cada vez que las células se reproducen van escribiendo pequeñas marcas en el libro cerrado del genoma y mientras más se dividen, acumulan mucho más marcas.

“Dado que los cambios epigenéticos asociados al crecimiento celular son acumulativos, hemos podido desarrollar un reloj epigenético que refleja cómo se han multiplicado las células en el pasado. Si este reloj ha avanzado mucho en el pasado tenderá a avanzar también en el futuro y este hecho se asocia directamente con la presencia de determinadas mutaciones genéticas y con la agresividad clínica en los pacientes “, añade Martí Duran-Ferrer, también investigador de IDIBAPS.

VIBEtv